¡Indignación! Cazadora mató a jirafa negra en África y lo presumió en las redes

El hecho ocurrió hace un año, pero el tuit del medio digital, Africlandpost, ha impulsado una oleada de críticas en redes sociales contra Tess Thompson Talley recientemente.

¡Inhumano! Tess Thompson Talley, una cazadora de Kentucky llegó a África para asesinar a una jirafa negra, de más de 18 años y casi dos toneladas de peso, y no solo cumplió su cometido, además se tomó unas fotos junto a la jirafa muerta “orgullosa” de lo que había hecho.

"Una blanca salvaje americana que es en parte neanderthal, viene a África y mata una jirafa negra muy rara, cortesía de la estupidez de Sudáfrica. Su nombre es Tess Thompson Talley. Por favor comparte”, escribió en su publicación de Twitter Africland Post, junto a las fotos de la cazadora festejando y sonriendo junto a la jirafa.

El hecho ocurrió hace un año

El hecho ocurrió hace un año, pero el tuit del medio digital, Africlandpost, ha impulsado una oleada de críticas en redes sociales contra Tess Thompson Talley recientemente. Con más de 6.000 comentarios y 40.000 compartidos, el tuit de la cuenta africana, fijado en lo más alto de su cuenta, ha puesto en jaque a la cazadora.

Sin embargo, las controvertidas imágenes fueron publicadas por Tess Thompson Talley en ese momento. Se la puede ver de pie junto a una jirafa muerta y la leyenda: “¡Las oraciones por mi búsqueda soñada, única en la vida, se hicieron realidad hoy! Descubrí esta jirafa negra que venía buscando hace bastante tiempo. Sabía que era la elegida. Tenía más de 18 años, 4000 libras y fui bendecida para poder obtener 2000 libras de carne de ella.”

Las duras críticas hacia las fotos y la actitud de esta cazadora en las redes, hicieron que los medios de comunicación estadounidenses se pusieran en contacto con la protagonista de la cacería.

Se justificó

En declaraciones a Fox News, Talley se justificó diciendo que la jirafa que mató tenía 18 años, era demasiado vieja para reproducirse, y supuestamente ese animal había matado a tres ejemplares más jóvenes que podían reproducirse, causando que la población de la reserva disminuyera. “Ahora, con la jirafa más vieja muerta, los más jóvenes son capaces de seguir criando y pueden aumentar la población”, dijo.

Pero, estas declaraciones causaron aún más indignación, porque aunque la caza de trofeos es una práctica legal en varios países africanos como Sudáfrica, en Estados Unidos este es un tema que genera mucha controversia.