Los 6 alimentos que no pueden faltar en tu dieta si tienes el intestino irritable

Como prevenir es lo mejor, hemos decidido ayudarte con un problema común del que nadie se escapa: el Intestino Irritable

Las mujeres jóvenes con edades entre 20 y 40 años son las candidatas perfectas para sufrir un terrible mal que si puede tener solución, se trata del desagradable síndrome del intestino irritable, una enfermedad crónica que afecta específicamente al intestino grueso, convirtiéndose así en un gran dolor de cabeza, bueno, en realidad de panza, pero sin duda todo un tema a la hora de comer. Tomando en cuenta todo esto hemos agrupado al menos seis de los alimentos que no pueden faltar, por nada del mundo, en tu dieta, si perteneces a ese grupo de mujeres que sufre de es trastorno alimenticio.

Empezamos con lo más natural y que toda dieta debe incluir, las manzanas. Por su baja cantidad de azúcar, así como su alto índice de pectina, la fibra que nutre más rápido al cuerpo, las manzanas ayudan a crear una película protectora que resulta muy beneficiosa no solo para el intestino sino además para órganos como el hígado, ya que es un depurador natural de toxinas. Así mismo el Zucchini no debe faltar en esa lista de frutas y vegetales, ya que debido a su alta composición de agua y fibras, alivia cualquier lesión que sufra el intestino al ingerir otros alimentos. Ayuda de manera natural a prevenir el estreñimiento regulando los niveles de azúcar en la sangre.

Siguiendo con la lista de frutas, no podemos olvidar incluir una buena cantidad de Ciruelas, si incluimos su cáscara estaremos consumiendo grandes cantidades de fructosa, la prevención más natural que podemos conseguir ante escenarios como cólicos y diarrea. De igual forma podemos complementar estas frutas con infusiones como el Té de manzanilla que ayuda a aliviar gases intestinales, gastritis e incluso mareos, oxigenando y desintoxicación el hígado.

La dieta de los que sufren las consecuencias de un intestino irritable no puede quedarse sin una buena dosis de Yogur, ya que con su composición, ayuda a sintetizar las vitaminas en ambos intestinos, además de que logra equilibrar las bacterias que vamos desarrollando en nuestro cuerpo de una manera sana. La dieta puede cerrar con las proteínas que en este caso debe incluir carnes blancas que como en el caso del pescado contiene ácidos grasos buenos para el cuerpo como el omega 3, así como vitamina D y magnesio, que alivian rápidamente el malestar intestinal debido a que aceleran la absorción de nutrientes sin mayor molestia.

Te recomendamos en video: