10 hábitos que transmites a tus hijos sin darte cuenta y los condenan a la pobreza

Aunque la crianza está llena de aciertos y desaciertos, algunos hábitos pueden repercutir en el futuro de tus hijos.

Papá y mamá siempre buscan el bienestar de sus hijos, que no les falte nada y tengan lo mejor. Sin embargo, muchas veces los padres cometen errores en la formación y crianza sin darse cuenta.

Aunque la crianza está llena de aciertos t desaciertos, algunos hábitos pueden repercutir en el futuro de tus hijos, estos actos son llamados hábitos de pobreza.

Existen reglas básicas para la educación de los hijos que no están fuera del alcance de los padres, al contrario al educarlos basándose a estas reglas lograrán que sus niños sean en su futuro personas de bien y dejarán muy en alto la educación recibida de sus padres.

Estos  10 hábitos de pobreza que los padres inculcan a sus hijos.

No les enseñas sobre la importancia del ahorro

El ahorro desde la infancia es fundamental. Si tus hijos ya están en edad de trabajar enséñales a guardar aunque sea el 25% de su recaudación.

Si los niños son pequeños de igual forma se les da las conocidas mesadas, de las cuales también deben instruirlos a ahorrar un poco de ello y que tome en serio el tema apoyándolo cuando desea un juguete que lo compre de sus ahorros así aprenderá a tener metas y a lograrlos por su propio esfuerzo.

No les enseñas a tener objetivos

Es sumamente importante tener objetivos y tratar de cumplirlos, entonces desde pequeños es necesario inculcarle a los niños que deben tener metas desde el punto de vista escolar, deportivo, recreativo para lograr sus sueños y deseos en el futuro.

No les enseñamos a comer saludable

Las golosinas son deliciosas y la comida chatarra ni hablar, pero estos alimentos no lo son todo en la vida. Esto debe quedar para momentos especiales. Porque una dieta balanceada es clave para un buen crecimiento.

No les enseñamos a respetar los horarios y reglas establecidos en el hogar

Cuando se da cumplimiento a los horarios y reglas se establecen buenos hábitos y favorecerá a los niños a ser adultos responsables y respetuosos.

Para los niños estos hábitos funcionan en los límites de ver televisión, la hora de ir a la cama, de mirar redes sociales, reduzcan los tiempos lo máximo que puedan y lograr que lo cumplan.

No les fomentas la lectura

Es importante que practiquen la lectura, por lo menos un libro al mes y que escriban un resumen para comprobar que lo hicieron. Hoy en día este hábito puede resultar muy complicado pero no es imposible.

No les enseñas a ser sociales

La sociabilidad es clave desde la niñez, se les debe inculcar a los niños el respeto y la socialización de los hijos, enséñales a felicitar por los cumpleaños de amigos, familiares y profesores. A saludar cuando se encuentran personas extrañas y llegan a la casa.

No les enseñas a tomar sus propias decisiones

El éxito se desprende de las decisiones, por lo que si los niños desde pequeños son inculcados y apoyados con ese hábito es seguro que será un excelente profesional.

No les enseñas a tener todo siempre en orden

Mantener el cuarto y la casa siempre ordenado, también es una estrategia para tener la vida ordenada. Esto genera aspectos positivos en el crecimiento de los hijos.

No les enseñas a realizar las tareas del hogar

Es normal no inculcarles a los hijos a no colaborar en las cosas del hogar. Es muy de costumbre no dejar a los hijos hacer nada en la casa y por el contrario los chicos deben aprender a realizar las tareas del hogar. De esta forma se aprende a organizarse entre ellos y distribuirse las tareas.

No les enseñamos a preguntar si tienen dudas

Por naturaleza los niños preguntan, repreguntan y vuelven a preguntar, por la curiosidad de aprender, sin embargo, muchas veces no reciben las respuestas de sus padres, y entonces no vuelven a preguntar. Ojo eso se debe evitar.

Te recomendamos el video: