5 poderosas razones por las que ser la amante arruinará tu vida

Aquí te contamos las razones por las cuales no debes ser la amante.

Una mujer siempre desea encontrar al hombre de su vida, que la haga feliz, que ella sea la única para él, pero siendo la otra, nunca podrá tener eso.

Al ser la amante, nunca podrá tener una relación estable con ese hombre que considera que es para ella.

Aquí te contamos las razones por las cuales no debes ser la amante:

Vas a sufrir

No es justo que sufras por un hombre que no vale la pena. Cuando comienzas a sentir amor por esa persona, ya no te es indiferente que esté con su esposa o pareja estable y comienzas a sentir celos y a adaptar una postura de pareja estable que no te corresponde y eso te lastima.

Y te duele aún más cuando notas que él no te corresponde de la misma manera.

No estará a tu lado cuando lo necesites

Hay quienes adoptan una postura más comprometida, pero la mayoría de los hombres que están con una mujer aparte de su pareja es para obtener beneficios sexuales.

Cuando necesites apoyo porque te encuentras en una etapa complicada de tu vida, es probable que esa persona no esté ahí para ti.

Las fechas importantes le dan igual

No eres ni serás su prioridad. Tu cumpleaños, Navidad, Año nuevo, todas esas fechas que son importantes para la mayoría de las personas, lo único que obtendrás de su parte serán sus memorias, pues él se encontrará con su familia o su pareja estable.

'Amor' a medias

Cuando te involucres más allá de lo sexual, vas a querer tener a esa persona contigo, y que sea solo para ti. Pero, sabes que no podrá ser así, porque tú eres la otra, y él nunca te entregará todo su amor, pues deberás compartirlo. Y si se llega a descubrir su romance, él seguramente elegirá quedarse con quien ya tiene una relación estable y no contigo.

Sexo sin amor

Hacer el amor y tener sexo son dos cosas muy distintas. Los encuentros íntimos con esa persona serán tan frívolos que él solo estará en busca de su propio placer.

Pero, las cosas podrían empeorar cuando tú empiezas a involucrar los sentimientos, pues es muy fácil que una mujer se enamore de su amante a pesar de que sepa que ella es 'la otra'.

Te recomendamos en video