Cómo superar el regreso a clases en 5 pasos y no fracasar en el intento

Retomar la rutina después del verano nunca ha sido tarea fácil, pero con mucha planificación y actitud positiva puede llegar a ser una experiencia satisfactoria

Con la llegada de un nuevo ciclo escolar, son muchas las preocupaciones, los detalles y temores que se avecinan, tanto para los pequeños que regresan a las aulas, como para sus padres o representantes.

Entre las causas que provocan esta sobre carga de estrés post vacacional resaltan el ajuste de los horarios para llegar puntual a la escuela, la adquisición de los nuevos artículos escolares, la programación de las comidas y meriendas, el transporte de los niños, por solo mencionar algunos.

Para que el próximo regreso a clases no sea tan traumático, recuerda ante todo mantener la calma, tener siempre una actitud positiva y seguir las siguientes pautas:

Regreso a clases

1. Organiza el tiempo a tu favor: Si algo puede llegar a salirse de control, es el tiempo que muchas veces parece jugar en nuestra contra cuando se trata de cumplir horarios.

El regreso a las clases requiere que ajustemos el reloj a una hora adecuada para que los pequeños puedan ir a la cama a tiempo, ya que uno de los problemas más frecuentes es la negativa de los niños a levantarse temprano o a ir a la cama temprano.

Lo ideal es que el descanso sea de al menos 8 horas durante la noche para que así, despierten activos y motivados.

2. Incorpora tareas de aprendizaje durante las vacaciones: Intenta en lo posible de no aislar del todo a los pequeños de las tareas en las vacaciones, para que cuando llegue el momento de regresar a clases, no se sientan tan desubicados.

Puedes hacerlo mediante juegos lúdicos,  programas educativos de televisión o visitando museos en sus días libres.

Meriendas escolares

 

 

3. Programa las comidas con anticipación: La temporada escolar exige una planificación extra de las comidas y meriendas para llevar, por eso asegúrate de abastecerte de opciones nutritivasy fáciles de transportar como gelatinas, yogurt, cereales en barras, frutas, y más.

4. Compra de uniformes y artículos en familia: Primero cerciórate de hacer un inventario para ver qué cosas tienes en casa y qué cosas debes comprar. Luego revisa todas las opciones existentes en el mercado, desde las tiendas virtuales hasta las convencionales en los locales comerciales.

Y por último, invita a los pequeños a participar, de esta manera se van haciendo una idea positiva que les permite despejar los miedos y tensiones antes de regresar a clases.

Compras escolares

5. Contacta a los compañeros de aula: Si tienes la oportunidad de realizar una divertida cena o salida con los amigos de clases de tus hijos para despedir las vacaciones y dar la bienvenida al nuevo período escolar, no lo dudes, esto promoverá la confianza y el apoyo compartido de cara a esta nueva etapa.