4 cosas que debes hacer para dejar de complicar tus relaciones

Establecer una relación amorosa no es nada fácil. Siempre resultan ser complicadas y complejas, pero si tienes en cuenta estas 4 cosas, podrás tener una mejor relación.

Las relaciones amorosas no son nada fáciles. Siempre resultan ser complicadas y complejas, pero si tienes en cuenta estas 4 cosas, podrás tener una mejor relación.

No finjas ser quien no eres

Hay que lograr establecer una relación sincera y abierta en la que puedas mostrarte tal cual eres, sin fingir pues tarde o temprano esas cosas de tu personalidad que ocultas emergerán.
Claro, no significa que no hagas algo para tratar de mejorar esos aspectos que tú misma consideras que debes mejorar, pero no engañes a esa persona que te gusta porque así la relación no tendría futuro.

Las relaciones no son para siempre

Cuando estamos en una relación, tenemos la creencia y esperanza que dure para siempre, y quizás sea así. Pero, si no lo es lo mejor es aceptarlo, no puedes forzar tu relación porque todo será peor. Si fuiste feliz, amaste y te amaron, considéralo como un éxito, ten en cuenta las enseñanzas que esa relación te dejó y sigue adelante que algo mejor te esperará.

El apego es la verdadera causa del sufrimiento

A veces nos apegamos a personas en un intento de mantenerlas cerca de nosotros, pero esto a veces es lo que hace que irónicamente se alejen.

Cuando se trata del amor, los intentos de controlar el curso de la relación o a la otra persona en realidad te desconectan de lo que realmente importa en la relación y de disfrutar de cada momento. Tu mente te dice que ciertamente es imposible poseer a alguien, pero esto no significa que no lo intentarás.

Pero, si quieres tener una relación sana y feliz, no te apegues demasiado a esa persona, porque terminarás sufriendo más de lo que deseas e imaginas. Simplemente disfruta la relación.

El cambio es necesario

Con el pasar del tiempo los seres humanos cambiamos, crecemos, descubrimos nuevos intereses y desarrollamos nuevas habilidades. Así que es mejor dejar espacio para el cambio en nuestra relación.

Quizá tu pareja en algún momento quiera cambiar de profesión, o volver a la escuela, o dejar un empleo aparentemente estable pero poco satisfactorio para emprender algo propio. O quizá seas tú quien desee realizar alguna de esas cosas, en cuyo caso necesitarás espacio para realizarlas y comprensión de parte del otro con respecto a los cambios que estas decisiones puedan suscitar.

El comenzar una relación con consciencia sobre estos puntos puede cambiar la experiencia radicalmente y hacernos sentir que ha sido enriquecedora.

Te recomendamos en video