Confunden las pruebas de cáncer con las de otra paciente y le extirpan un pecho por error

No existe compensación ante este error médico

Quizá no existan errores más trágicos que los de los médicos pues aunque son humanos y también se equivocan,  la vida de las personas está en sus manos. Ya sea un mal diagnóstico o un mal movimiento en cirugía, por muy mínimo que sea el error, está más que claro que un fallo puede costar demasiado.

La historia de Maryam Yazdany circuló en redes debido a que fue víctima de un fallo médico que le arruinó la vida: le extirparon un pecho por error.

El suceso ocurrió en el Northwick Park Hospital, en Londres, luego de que acudiera a realizarse una mamografía por un bulto que sintió en su seno. "Sentí un bulto en el pecho y me hice una mamografía, vieron algo extraño y me enviaron a una biopsia. Después me diagnosticaron cáncer de mama avanzado", relató Yazdany para el diario The Sun.

Tras el diagnóstico, los médicos le informaron que debía ser operada de manera inmediata por lo que llevaron a cabo la intervención, extirpándole un pecho. "Dijeron que tendrían que quitarme todo el pecho. La cirugía fue horrible, tuve tanto dolor e incomodidad ", dijo Yazdany.

La mujer fue dada de alta y declarada pero dos meses después, el propio hospital llamó a su casa para informarle que el diagnóstico estaba equivocado y que la cirugía había sido un error. Los médicos habían confundido el resultado de otra paciente con el suyo y le practicaron la operación a ella.

A pesar de que el hospital se encuentra negociando una compensación económica para Yazdany, es claro que pusieron su vida en riesgo, además de que el perder un seno tiene muchas implicaciones psíquicas y emocionales. La cirugía fue horrible, tuve mucho dolor e incomodidad", aseguró la paciente. Yazdany ha relatado que tuvo que cerrar su salón de belleza debido al estrés y a la depresión que le causó haber sido operada por este supuesto cáncer.

Ni qué decir de la paciente que SÍ lo necesitaba pues aunque no se menciona en el testimonio, también pudo haberle costado la vida. 

"Traté de ser valiente y aceptarlo, pero es mucho pedir", declaró Yazdany. Sin duda, no existe tal cantidad de dinero que pueda reparar el daño que un error médico le ha causado a esta mujer. "Esta ha sido una experiencia tan traumática, de la que probablemente nunca me recuperaré".

 

LEER MÁS

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO