A sus cinco años, niñas ya usan bótox y se depilan

Para ingresar a los concursos de belleza infantiles, ellas sacrifican su niñez.

Los concursos de belleza han sido una tendencia durante años. Ver desfilar a mujeres despanpanantes sobre un escenario es algo que le encanta a millones de personas. Sin embargo, actualmente son los certámenes infantiles de la misma temática los que han acaparado la atención.

En los certámenes infantiles de belleza, son niñas de entre cinco y 10 años las que participan. Para ello, aunque no es una regla general, muchas de ellas son sometidas por sus madres a diferentes procedimientos estéticos, como la aplicación de bótox, con tal de lograr que luzcan "más hermosas".

Además, las pequeñas tienen que verse y vestirse como adultas. Ellas utilizan mucho maquillaje, pestañas postizas, dentaduras y bustos falsos, tacones, vestidos entallados, enormes cantidades de bronceador en aerosol, entre muchas otras cosas. Situación por la que su niñez se ve muy afectada.

Una publicación compartida por maglybisbi (@maglybisbi) el 17 de Nov de 2017 a la(s) 4:26 PST

 

Mi mamá me pone maquillaje porque quiere que me vea bonita", relató Karmen, una niña de entre seis y siete años que participa en un concurso de belleza exhibido en el programa Toddlers and Tiaras.

Karmen llora cuando su mamá le aplica un aerosol para broncear sus piernas. Pero, ella le contesta: "Tú sabes que no duele, solamente estás cansada", y luego intenta proseguir con el abdomen.

¡No, no! ¡No quiero broncearme el estómago aún!", se queja Karmen entre lágrimas, mientras retrocede ante la pistola bronceadora.

Toda esta situación es algo que marca la vida de las niñas para siempre. Y aunque no hay estudios que revelen los posibles efectos que estos concursos pueden tener sobre las pequeñas, los psicólogos sí afirman que hay consecuencias negativas.

Lamentablemente, muchas madres lucran con la imagen de sus hijas y están dispuestas a someterlas a todo con tal de obtener dinero o cualquier otro beneficio.