Tu Vida

"Yo soy Madeleine McCann": la impactante confesión de una estudiante que sacudió al mundo

Harriet Brookes es una estudiante que dio una serie de pruebas sobre por qué ella sería la menor desaparecida. Sin embargo, no todo es lo que parece.

El 3 de mayo de 2007 se convirtió en uno de los días que el mundo no ha podido olvidar: esa jornada fue la última en que fue vista la menor británica Madeleine McCann.

El hecho acontecido en el balneario portugués de Praia da Luz es uno de los misterios más grandes del planeta durante los últimos 10 años, en donde prácticamente en todos los rincones del mundo han existido reportes sobre posibles apariciones de Maddie.

Sin embargo, todavía se desconoce el paradero de la pequeña y qué pasó con ella, existiendo múltiples teorías y pistas investigadas sin que se pueda dar una respuesta más específica sobre lo que sucedió con la hija de Gerry y Kate McCann.

Y dentro de las infinitas noticias que día a día siguen apareciendo sobre Maddie, hay una que causó un verdadero remezón en redes sociales: una estudiante aseguró que ella podría ser la menor desaparecida, de acuerdo a lo consignado por el Daily Mail.

Harriet Brookes La joven que asegura ser Maddie. Facebook

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Harriet Brookes señaló en su cuenta de Facebook lo siguiente:

Chicos buenos. No suelo creer en teorías de conspiración, pero sinceramente creo que soy Madeleine McCann".

En ese sentido, afirmó que ella tiene un llamativo color marrón en uno de sus ojos, tal como Maddie. Así mismo indicó que tiene una mancha similar en una de sus piernas, lo cual también tiene la menor.

Incluso Brookes, compartió con sus amigos por Messenger una de las pruebas que demostrarían que ella es McCann: una foto de ambas cuando tenían 3 años.

Maddie Una de las "pruebas" de la estudiante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esta situación causó impacto en redes sociales hasta que se descubrió que todo era una confusión, o bien, una broma de Brookes. Esto porque si bien existe un gran parecido entre ambas, ella es una estudiante universitaria, mientras que Maddie en estos momentos recién tendría 14 años.

Por lo mismo, el caso dio la vuelta al mundo siendo replicado en diversos medios, desatando molestia en los usuarios considerando la importancia que ha generado este caso no solamente en el Reino Unido, sino que en todo el planeta.