Tu Vida

Así es como puedes superar una ruptura amorosa según el budismo

Encuentra la paz interior con ayuda del budismo

Nuestra naturaleza nos vuelve ignorantes del mundo que nos rodea y de nosotros mismos. No es una falta de conocimiento sino que olvidamos que lo mundano es efímero y que aquello que es pasajero o banal, no nos puede dar la felicidad que buscamos.

El apego a las cosas y las personas es uno de los males modernos más complejos ya que nos envuelve en cargas que nos someten y oprimen. Dejar ir, dejar fluir, liberarse de los apegos del mundo, es una de las mayores enseñanzas del budismo.

Cuando atravesamos por una ruptura amorosa, una separación, la muerte de alguien a quien amamos o incluso la pérdida de un trabajo o proyecto, reponernos significa un gran reto que, si aprendemos a aplicar la filosofía budista, lograremos superar con mayor facilidad.

Acepta

Todo en la vida tiene un ritmo y forma de ser. No sabemos cómo van a ser las cosas ni cuándo y dónde sucederán por ello, no podemos tener el control.  Acepta que las cosas no cambian, de lo contrario te sentirás infeliz y frustrada cada que algo no salga como quieres. Si esa persona no esta a tu lado es porque ya finalizó su tiempo contigo, no obligues a que se quede.

No eches culpas

Echar la culpa te lleva a un cúmulo de sentimientos negativos que no te dejaran ser feliz. Trata de recordar siempre lo bueno como que tienes buena salud y te encuentras en perfectas condiciones para vivir una vida plena. Así que terminar una relación no tiene por qué ser el fin del mundo. Lo que viene después está lleno de oportunidades para empezar de nuevo.  Y no olvides que si alguien ya no quiere estar a tu lado, no busques explicaciones, no te eches la culpa ni tampoco a esa persona. Seguramente en algún momento tú también prescindiste de algo. Perdona tus errores.

Disfruta de tu aquí y ahora

Una vida masoquista no es vida.  Las canciones tristes, quedarte llorando en la  ducha o tener una larga sesión terapéutica con tu mejor amiga ayudan a desahogarte pero no puedes quedarte ahí todo el tiempo o dejarás pasar la vida en quejas y frustraciones. Si terminaste con quien creíste sería el amor de tu vida, déjalo ir. y recuerda que sólo estás cerrando un ciclo. Disfruta y aprovecha lo que te rodea.

Amar no significa poseer

Muchas personas confunden el hecho de poseer con el verdadero amor. Esa persona a la que amamos y deseamos, nos brinda compañía, nos quiere y comparte su vida con nosotros pero lo hace de forma completamente libre. Las personas no son objetos; vienen y van, entran en nuestra vida y salen de ella. Por ello, no podemos retenerlas porque no las poseemos. Poseer no es amor y sólo denota inseguridad y miedo.

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO