Tu Vida

Hombre queda libre tras violar a un bebé de 7 meses frente a su hermana de 3 años

¿Violar a un bebé? Cuánta inhumanidad hay en el mundo

Un caso atroz se sucitó en Puerto Maldonado, Perú. Un hombre fue acusado de violar presuntamente a un bebé de tan sólo siete meses.

Fue la hermana mayor del bebé, de tan sólo 3 años de edad, quien presenció el acto y que inmediatamente avisó a su madre de lo sucedido. Cuando el hombre dejó la habitación, la pequeña permaneció junto a su hermanito, llorando inconsolablemente pero protegiéndolo por si regresaba el sujeto.

Kris Heidy Espinoza, madre de los menores, denunció al hombre -quien vive en el mismo piso que la familia-por el crimen cometido.

Los hechos se produjeron mientras Kris se encontraba fuera de la habitación que había alquilado para residir dentro temporalmente con sus hijos. Al parecer, fue uno de los inquilinos quien accedió a la estancia y cometer el acto de abuso sexual sin importarle que se tratase de un recién nacido y su hermanita.

El acusado fue detenido por las autoridades peruanas. Sin embargo, el presunto violador fue puesto en libertad pese a que un informe médico confirmaba que el bebé tenía muestras de abuso sexual en el cuerpo.

Dos horas de ausencia de la mujer bastaron para cometer dicho crimen y aunque se desconocen las causas por las que dejó a sus hijos así, es un hecho que nadie tendría por qué profanar el lugar para violentar a unos menores de edad ni tampoco nadie debe juzgar la "falta" de la madre ante un acto tan atroz como el de este sujeto.

Sumado a todo, Espinoza Bustamante denunció que ahora está recibiendo amenazas por haber avisado a las autoridades. 

"Él es el único responsable y el mismo día se le arrestó porque mi hija lo reconoció (…) Ese mismo día el fiscal le dio la libertad a la medianoche. Quiero que detengan a ese hombre que se encuentra acá, ese hombre anda amenazando a las personas que me apoyan", declaró la mujer.

Por fortuna, la niña de tres años no sufrió ningún abuso físico, aunque sí ha tenido que ser tratada psicológicamente para superar este trauma. ¿En serio? ¿Una niña de 3 años recibiendo asistencia psicológica por culpa de un enfermo que ultrajó sus vidas?  El que viola es un criminal, pero quién lo suelta, lo es aún más. Dicen que "no hay peor ciego que el que no quiere ver" y hoy, quienes deben proteger permanecen ciegos ante el despertar de una sociedad cansada de que se proteja a los que hacen mal.

 

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO