¿Por qué les falló el 'amigo' a los aspirantes del casting porno en Ecuador?

El casting porno en Ecuador dejó mucho que hablar por el comportamiento de los aspirantes frente a las cámaras, cuando su "amigo" les falló y no lograron una erección

Motivo de mofa, burla y memes ha dado el casting del director de películas de porno español, Francisco Cruzado, quien llegó a Ecuador para buscar a candidatos y producir este tipo de cintas con "material" tricolor. Lastimosamente de los 7 mil aspirantes, inscritos en Quito, se presentó solo una docena y de ellos uno fue considerado para probar en esta industria. También calificó a 10 candidatos guayaquileños de los que 'clasificaron' dos. La prueba de fuego era lograr una erección frente a las cámaras y el director pero no les fue nada bien.

Quisimos ahondar en este tema que se relaciona directamente con la virilidad masculina y cuestionamos las apreciaciones de tres expertos sexólogos y un director de actuación.

Según Rodolfo Rodríguez, presidente de la Sociedad Ecuatoriana de Sexología y Educación Sexual (Sesex), existe un contexto socio cultural respecto a los genitales. "Esto acarrea serios problemas cuando no se conecta o vincula con la parte afectiva, que es una forma saludable de vivir la sexualidad. Con este antecedente, en el tema de la pornografía debemos acentuar que es un estilo de manifestación escénica en la cual se representan relaciones sexuales de diferente índole y las múltiples variaciones o prácticas que incurren desde lo más sencillo hasta lo más hard-core.

En el caso de los varones que hicieron el casting, mismo en el que no tuvieron éxito con ningún candidato que se adapte al perfil al no tener una erección, su desacierto tiene que ver con una cuestión psicológica y socio-cultural porque las personas tienen un falso concepto de lo que es la pornografía y por ende de la sexualidad. Influye el poco conocimiento y preparación que tienen las personas respecto a estos temas, y en este caso sobre pornografía, que no existe acá. Repercute de igual manera entre las parejas y por eso los psicólogos, sexólogos y médicos tenemos tanto que abordar.

Se creería que es solamente de ir a tener la relación sexual y bajo este concepto el hombre va programado a dar su mejor performance desde el punto de vista genital. Pero el porno no es una competencia de quien lo hace más rápido o más duro y es precisamente lo que bloquea a la persona al momento de sentarse o estar frente a las cámaras frente a un director porno que lo comienza a guiar para que se inspire y refleje corporal y fisiológicamente una respuesta sexual humana. Tengamos en claro que esa respuesta parte del cerebro y se refleja en el deseo, la excitación, orgasmo y más. Si no hay una adecuada conexión que permita a la persona responder se dan cosas como las que acabamos de ver.

Para Nuria Vanegas, médica sexóloga y secretaria de la Sociedad Ecuatoriana de Sexología y Educación Sexual (Sesex), estos hombres se presentaron a la audición porque están seguros de su salud sexual, en lo que respecta a su función eréctil, por tanto, el análisis, solamente se hará en los factores involuntarios, tanto físicos, químicos, como emocionales. "La erección se produce, entre otros factores, por una relajación de la musculatura lisa de los cuerpos cavernoso y esponjosos del pene, lo que permite que se llenen de sangre. En situaciones de estrés, como la de estar exigidos de tener relaciones sexuales frente a público esto se contrapone completamente con los constructos morales de los seres humanos, de que el acto sexual sólo se realiza en privado y al estar sometido repentinamente a una situación opuesta se desencadena una reacción cerebral que produce niveles mayores de noradrenalina, hormona que produce numerosos cambios fisiológicos como el aumento de la cantidad de calcio en sangre, que provoca la contracción de la musculatura lisa del cuerpo cavernoso y esponjosos, impidiendo la erección.

De esta forma, un constructo ancestral humano, además de la propia voz de los padres, grabados en el subconsciente, desencadena la producción de adrenalina, que ocasiona esa falla temporal en la erección", explica la galena.

Casting porno Ecuador Casting porno Ecuador

Con esto coincide Juan Pablo Acosta, director de actuación de la Escuela Integral de Formación de Artistas (EIFA), al señalar que el comportamiento humano varía cuando está siendo observado, es decir, las personas nos comportamos de determinada manera en nuestras situaciones cotidianas y cuando sabemos que nos están viendo actuamos de una manera diferente.

"Esto sucede incluso a nivel atómico como cuando tú haces análisis de átomos en su estado natural se comportan de una manera y cuando saben que están siendo vigilados por un medio microscópico, por ejemplo, se comportan distinto y con esto quiero llegar a que desde el punto de vista de la actuación, el entrenamiento actoral tiene que ver mucho con el aprender a comportarte en público, de la manera en la que uno lo hace habitualmente. En la actuación nosotros lo llamamos a eso como momentos privados.

Básicamente un casting, no necesariamente porno sino en general, es un momento privado de un actor para ver cómo reacciona en sus circunstancias habituales al ser analizado por otros. Si cierto número de personas falla en estas circunstancias es porque no tuvieron un entrenamiento actoral y por lo tanto va a darse la incomodidad de destacarse.

No quiero meterme al aspecto de la pornografía porque es un tema controversial pero en este caso de que varias personas no hayan podido tener una erección, desde el punto de vista técnico no se puede ejecutar esta acción en público. He visto personas que vienen a mis casting y no pueden hacer absolutamente nada porque al ser observados se bloquean.

Personalmente la pornografía para mi no es una producción, es otra cosa, y mal podría decir que es una rama de la actuación porque no es así. Los actores y actrices nos preparamos tanto pero no para hacer ese tipo de cosas sino para estar en un teatro, en cine, para contar una historia haciendo reflexiones sociales. Esto es algo nuevo y de pronto por eso se dio ese fracaso. Por mi parte quiero decir que deberían proponerse otro tipo de industrias o trabajos artísticos en Ecuador por ejemplo necesitamos más teatro musical, más producción cinematográfica y a eso deberíamos estar apuntar todos como artistas", explica el actor.

Finalmente, a la sexóloga Claudia Abad le sorprende la cantidad de hombres en Quito que respondieron a la postulación, afirma que es una cifra muy alta. Concuerda en que los postulantes no fueron preparados o no sabían para lo que iban y desde ahí parte la ansiedad del buen desempeño al pensar en que le tiene que funcionar su miembro viril y es ahí cuando el cuerpo se bloquea y se produce el efecto contrario, simplemente no funciona.

"Imagina que la ansiedad del funcionamiento es fuerte cuando estás con una chica o la persona que te gusta, y es mucho más ante personas que te van a calificar ante cámaras. Sin embargo, esto se erige en el inconsciente colectivo de la ciudad como una sombra, es decir, esta respuesta masiva de la convocatoria en la que casi nadie tuvo una erección no es nada conveniente ni favorecedor para ellos y se convierte en un tema bastante controversial y delicado.

Detesto las generalizaciones y no se puede llegar a una conclusión abierta a esto que ha sucedido y más bien lo consideraría como una anécdota. Puede haber particularidades de cada persona y por eso no hay que manejar el tema así en general. Estos temas que exponen la sexualidad tan visualmente sobre la virilidad del hombre no deberían tomarse a la ligera.

Además hay que considerar un aspecto más profundo y preocupante. Analicemos que cuando existe la violencia de género, femicidios o violaciones tienen un asentamiento más profundo en un tema de poder y si vemos más arquetípicamente la situación, el poder viril está en la erección.

Entonces que este caso comience a sonar a burla, a chiste y mofarse de que los ecuatorianos no pueden tener una erección podría traer consecuencias en el inconsciente colectivo de los hombres ya que ellos empezarán a pensar en cómo demuestran en que son poderosos o potentes. El resultado podría ser sombrío y en lugar de demostrar ese poder a través de la virilidad existe otras armas para hacerlo y más aún contra las mujeres. Es un tema que hay que manejarlo con mucho tino porque se puede llegar a pensar que ellos pueden responder con violencia ante la burla sobre su virilidad incluso a manera de revancha con los hombres de otros localidades.

Hay un pudor de lo masculino que ellos no tuvieron en cuenta y brotó en el momento del casting , ya sea un pudor personal muy interno que al momento de estar frente a las cámaras sintieron que no podían hacerlo. Esto es muy propio y característico de las mujeres pero esto deja en evidencia que ellos también lo tienen, incluso hasta por los prejuicios culturales de nuestra sociedad.

Hay que recalcar que la ciudadanía apenas se está abriendo a estos temas tras una generación muy conservadora que no está lista para este tipo de producciones en nuestro país", culmina la experta. Sin embargo, el director español insiste en dar otra oportunidad a los quiteños por lo que este 19 de noviembre del 2018 se realizará un nuevo casting.