Mujer muere tras someterse a una liposucción

El caso de esta mujer nos pone a pensar sobre los riesgos de los métodos no naturales para bajar de peso

Las mayoría de las mujeres buscamos hacer de todo para bajar esos kilos de más y lucir cuerpo sin pena. Es cierto que hoy en día existen cientos de prejuicios que nos hacen creer que no debemos usar cierto tipo de ropa si tenemos cierto tipo de cuerpo lo cual nos crea ideas equivocadas sobre métodos para bajar de peso.

El refrán “la belleza tiene un precio” toma sentido con aquellas que invierten una fuerte cantidad de dinero para verse perfectas. Sin embargo, no siempre es buena idea recurrir a métodos no naturales para bajar de peso.

El reciente caso de una mujer que murió en México tras someterse a una cirugía de liposucción ha puesto una vez más en duda estos procedimientos estéticos.

La liposucción tiene como objetivo eliminar los depósitos de grasa; específicamente en glúteos, caderas, muslos, rodillas y tobillos.

Irma Saenz, de 51 años, viajó desde Los Ángeles hasta la ciudad de Tijuana (México)para realizar dicha intervención, pero entró en coma en el quirófano y murió días después de ser trasladada a un hospital en San Diego. La familia no estaba enterada de la intención de Irma hasta que les avisaron de su muerte.

Ahora la familia busca saber qué fue lo que pasó en Tijuana ya que nadie ha respondido por el caso, empezando porque la familia tuvo dificultades para reconocer a Irma ya que se encontraba muy hinchada.

Aunque la mayoría de los pacientes no experimentan complicaciones, es importante no escatimar en gastos ante una cirugía de este tipo ya que el estar expuestos a materiales o fórmulas de baja calidad así como a personas no certificadas para ello puede costar la vida.

DESCUBRE MÁS:

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO