Mamá con cáncer terminal escribe carta de despedida para sus hijos y llorarás al leerla

Sara Chivers está conmoviendo al mundo con sus tiernas palabras de amor

Enfrentar a la muerte jamás es sencillo, menos si sabes que es la que te va a impedir ver crecer a tus hijos. Ese es el dilema que está viviendo actualmente Sara Chivers, una mujer australiana que fue diagnosticada con cáncer cerebral terminal.

Sara ya había vencido al cáncer cerebral hace ocho años, pero en marzo de este los doctores le informaron que se le había vuelto a desarrollar, esta vez en forma de tres tumores inoperables e incurables.

Pero, lamentablemente, después del diagnóstico las cosas se pusieron mucho peor para Sara.

Después de someterse a tres rondas ineficaces de quimioterapia y una cirugía para reducir uno de los tres tumores, la salud del hijo de Sara, de 18 meses de edad, comenzó a deteriorarse, por lo que fue llevado al hospital. Una tomografía reveló que él también tenía cáncer cerebral.

Aunque, actualmente el pequeño Alfie se encuentra en tratamiento y están haciendo todo para curarlo, esa experiencia hizo que Sara tomara la decisión de escribirle una carta a sus dos hijos para que les sirva como guía una vez que ella ya no esté.

Posted by Sara Chivers on Sunday, November 5, 2017

A continuación el texto completo:

"Queridos Hugh y Alfie,

No voy a estar cerca de ustedes para verlos crecer. Es algo difícil de decir y aún más de afrontar. Van a tener que escuchar a través de los demás las pequeñas cosas que me hacen ser yo misma: mi perfume preferido es el de Michael Kors, mi comida favorita son los espaguetis a la boloñesa, el invierno es mi estación preferida. Me gustaría ser mejor cocinera. Soy una coleccionadora de recuerdos: de las pequeñas etiquetas del hospital, del poema que Leigh me escribió en mi cumpleños 21, de la ropa de bebé…

Sé que su padre y nuestra comunidad de amigos y familia me mantendrán viva para ustedes tanto como puedan, pero hay algunas cosas que quiero que escuchen de mí. No tengan miedo en expresar sus emociones. Nunca me cansaré de escuchar un "Te quiero" de Leigh, de ustedes, de mi familia y de mis amigos.

Quieran mucho. Como dicen, es mejor haber amado y haber perdido que no haber amado nunca. Así es como me siento sobre los dos. Un corazón roto ni siquiera se acerca a la descripción de lo que me duele sentir que no voy a estar en sus vidas en el futuro, pero yo nunca cambiaría o rechazaría todo el tiempo que hemos pasado juntos ni la cantidad de alegría que me aportaron. Ustedes son sin duda mis logros más importantes.

Presten atención a estudiar pero sapan que la vida en la escuela es mucho más que unos libros de texto. Jueguen algún deporte, toquen algún instrumento musical, aprendan algún idioma.

Intenten siempre dar lo mejor de ustedes; no puedo pedir nada más. No teman a los fracasos – aprenderán más de los errores que de los éxitos. No hay nada más seguro que el cambio, así que abracenlo. No tengan miedo a probar cosas nuevas. Viajen tanto como puedan – eso definirá quienes son.

Sean valientes en sus convicciones y crean en ustedes mismos. Nunca se burlen o ridiculicen a alguien solo porque sea diferente a ustedes. Conseguirán ser mejores personas si se rodean de gente que desafíe sus opiniones y creencias.

Nunca podré enfatizar lo suficiente en la importancia de los buenos modales en la mesa. Recuerden decir por favor y gracias. Dirijanse a los padres de sus amigos como Señor y Señora, a no ser que les digan lo contrario. Hagan la cama cuando estén en casa de otras personas y ofrezcance siempre a limpiar la mesa y lavar los platos.

Van a tener amigos por una temporada, amigos por alguna razón, amigos de por vida. No les llevará mucho tiempo adivinar en qué categoría irá cada uno.

La familia es lo primero. Nosotros siempre vamos a estar allí para ayudarlos a pesar de los errores o malas decisiones que puedan cometer, los ayudaremos en los malos momentos y celebraremos con ustedes las victorias de la vida.

Sean amables con su padre. No va a ser fácil para él criarlos solo, pero cada decisión que tome será de corazón y con sus mejores intenciones. Él es un padre excepcional y un modelo a seguir. No dejen que dude de sí mismo o del maravilloso trabajo que hará para convertirlos en los hombres que siempre soñé que serán cuando crezcan.

Llegará un momento en que quiera encontrar la felicidad de nuevo con una nueva pareja. Acepten su decisión y piensen que ella también será una buena influencia femenina en sus vidas. Tengo la absoluta certeza de que su padre tomará la mejor decisión, para él y para ustedes, y espero que ella enriquezca sus vidas tanto como ustedes han enriquecido la mía.

Su padre es el hombre más admirable y valiente que he conocido jamás. Él es mi compañero, mi apoyo, mi todo. Él ha mostrado verdadera valentía ante todas las adversidades, y sin él a mi lado yo me habría derrumbado.

Voy a estar eternamente agradecida por el tiempo que hemos pasado juntos, por los recuerdos que hemos creado, por el amor que hemos compartido. Siempre fue él. Siempre será él.

Los quiere, mamá."

A sus 34 años, Sara seguirá enfrentado una de las batallas más complicadas de su vida y en poco tiempo se despedirá de la vida, pero ella sabe que las palabras de esta carta siempre vivirán en el corazón de sus hijos.