Tu Vida

Así puedes detectar y actuar si tu hijo es víctima de abuso sexual en su colegio

Tres expertas en psicología infantil dan las pautas para detectar si tu hijo es víctima de abuso sexual. El Ministerio de Educación ecuatoriano abrió una investigación por supuesta violación de menores en un colegio de Guayaquil.

La preocupación de todo padre de familia es que le suceda algo a su hijo mientras está en la escuela o colegio, más aún si se trata de acoso o abuso sexual. Hace una semana, la Fiscal Patricia Morejón indicó que el Ministerio de Educación ecuatoriano abrió una investigación por supuesta violación y que tras someter a cuatro menores a exámenes médicos y psicológicos, éstos determinaron que habían sido violados en un colegio réplica Aguirre Abad.

Además, se aseguró que se han registrado 882 casos de abuso que se han levantado a través de la plataforma educar Ecuador y corresponde a los expedientes de las direcciones distritales y las coordinaciones.

De los 882 casos, registrados en 3 años, 321 corresponden a personas externas al ambiente educativo, es decir, parientes, amigos, conductores. Los otros 561 corresponden a compañeros, docentes, personal de limpieza, administrativo y autoridades.

De estos casos, 445 son por acoso sexual, 321 por abuso sexual, 97 por violación, 10 por estupro (delito sexual que se produce cuando una persona, generalmente mayor de edad, mantiene relaciones sexuales, con una persona adolescente), cuatro por distribución de material pornográfico, dos por explotación sexual, entre otros, refiere un estudio la cartera de Educación.

Ante esta situación que ha puesto a Ecuador bajo el ojo de la lupa, los padres de familia han manifestado a través de redes sociales así como en las instituciones educativas a nivel nacional, su rechazo y temor a la integridad de sus hijos. Pero un común denominador de los menores es el silencio ante estos hechos y el temor hacia los sus captores.

En este sentido, Gabriela Carrera, psicóloga infantil y psicorrehabilitadora con especialización en Mediación social y resolución de conflictos, señala que para que un niño hable de lo que está sufriendo tiene que tener seguridad en si mismo, la misma que viene de la formación que le entrega su familia, sus padres, específicamente, ellos cumplen un papel vital para que ellos pierdan el.miedo a hablar. "Si los padres forman a sus hijos en prevención estos silencios no ocurrirían, pero lastimosamente como en todo no tenemos esto culturalmente.

El preparar a los niños para los riesgos, a saber autoprotegerse, hablarles claro sin tabúes es clave para que ellos, si ya fueron víctimas en una primera ocasión, hablen y no se de una segunda. La escuela también debe abordar estos temas para sensibilizar a profundidad.

Casi todos lo casos son bajo amenazas pero en esto los padres son quienes deben evidenciar los cambios y tomar acciones inmediatas sin ignorarlas. Lastimosamente muchos optan por evadir estos temas", dice Carrera.

Como antecedente, en los casos investigados el profesor de Educación Física del plantel fue detenido por sospechoso y, según el relato de los infantes a sus padres, el docente los habría llevado al baño para consumar el delito.

Así mismo, la psicóloga experta en educacion infantil. Ana Lucía Carrión, explica que para la identificación del abuso sexual en niños y niñas, los padres pueden estar atentos al cambio de comportamiento: desde lesiones físicas como dificultad para caminar, rasguños, manchas de sangre, rotura en la vestimenta, así como falta de apetito, regresiones como enuresis y encopresis (incontinencia urinaria en la cama que afecta al niño), trastornos del sueño, pesadillas recurrentes, evitan quedarse solos y piden a un adulto de confianza que se quede junto a ellos, actitud destructiva hacia ellos mismos o alguien cercano, en algunos casos muchos niños y niñas han tenido ideas o intento suicida.

En el aula también se puede interpretar el malestar de un niño abusado, cambiará su comportamiento, tendrá baja importancia para la realización de tareas, se "enajenará" evitará la cercanía de sus pares y mucho más de gente mayor a su edad. Se sugiere que los padres puedan explicar a los niños que nadie puede topar su cuerpo, hablar plenamente de los órganos sexuales, el pudor, etc. Y que si alguien llega a intentar hacerle daño , deben avisar lo más pronto posible a un adulto que ellos conozcan, es necesario que los padres brinden confianza a sus hijos para que en cualquier circunstancia el niño o niña vaya directamente dónde sus progenitores y no reprima este suceso tan devastador en un indefenso.

Sin embargo, Ecuador no ha sido el único país con esta situación alarmante. Hace casi un año en Colombia, sucedió la violación y asesinato de Yulianana Samboní, una pequeña de siete años que fue violada y asesinada por un arquitecto bogotano llamado Rafael Uribe Noguera, caso que consternó a Colombia y al mundo entero. Lo triste de la situación es que como Yuliana, 20 niñas fueron asesinadas en 2015, según Unicef, y este es un fenómeno que no para.

Janeth Santiago, referente técnico en prevención de violencia sexual, también dio varios consejos que deberías tener muy presentes para evitar que tu hija o hijo sufra esta pesadilla. Para ella lo primero que hay que saber es que cuando se presenta el abuso sexual infantil hay una relación asimétrica en la que un adulto somete a un niño, aprovechándose de su estado de indefensión, y lo involucra en actividades sexuales. Teniendo esto claro, la experta en Bienestar Familiar recomienda tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. Es importante estar informado sobre el abuso sexual

Saber qué es y cuáles son los indicadores típicos comportamentales que tiene un niño víctima de este delito. Hoy el abuso le puede pasar a cualquier niño, niña o adolescente, independientemente de su sexo, edad, creencias, etnia o religión.

2. El abuso sexual generalmente es perpetrado por personas cercanas al niño

Según estudios e investigaciones de estos casos, la mayoría de los abusos sexuales generalmente son perpetrados por personas muy cercanas al ámbito familiar, o que incluso son del núcleo familiar. Hay que tener mucho cuidado al elegir a la persona que cuidará a tu hijo.

3. Fíjate en los cambios de comportamiento de tu hijo

De repente pueden oscilar entre la euforia y luego tener una manifestación de llanto incontrolable. También es una señal de alerta si repentinamente aparecen fluidos en los genitales o adquieren alguna enfermedad de transmisión sexual. Algunos niños víctimas de abuso sexual también pueden adquirir un lenguaje sexual avanzado.

4. Si hay sospechas, lleva al niño a un centro de salud para ser valorado

A estos niños se les debe brindar toda la ayuda y tratamiento terapéutico necesario para afrontar la situación, para que el infante pueda contar lo que le está pasando. Primero hay que descartar y esto solo lo hacen médicos expertos.

5. Genera en tus hijos un espacio de confianza

Además de hablar con ellos sobre el tema, es importante que los niños sepan identificar las partes íntimas del cuerpo y llamarlas por su respectivo nombre, pues esto le dará confianza al hablar de lo sucedido.

6. Evita revictimizarlo

¿Por qué no corriste? ¿Por qué no gritaste? ¡Debiste salir corriendo! Todas estas son frases que están aumentando la culpabilidad en el niño o adolescente, que ya tiene suficiente culpa y vergüenza por lo que le ha ocurrido. Debemos fomentar el derecho de los niños a la participación para que sean capaces de expresar lo que piensan y sientan.

RECUERDA:

La Fiscalía, Dinapen, ECU-911 (llamadas de emergencia) y la Defensoría Pública son las instituciones en la que los padres pueden recibir orientación para tomar las medidas sobre el caso. Allí recibirán atención de agentes y apoyo psicológico especializado todos los días del año.