Tu Vida

Esta mujer demuestra la cruda verdad detrás de un cuerpo postparto

Es momento de que dejemos de ver nuestro cuerpo con repulsión

El cuerpo de la mujer es asombroso. Es decir, tiene la capacidad de dar vida, de resguardar al ser humano más pequeño y el demostrar la fortaleza que una tiene físicamente (dicen que es el dolor más grande y aún así, sólo una mujer puede soportarlo).  Aún adolorido y cansado, especialmente en el caso de mamás primerizas y partos largos, el cuerpo postparto sigue siendo fascinante pues el resultado es algo tan hermoso.

Sin embargo, ha habido una concepción errónea sobre el embarazo. Muchas personas parecen pensar que el golpe después de dar a luz simplemente desaparece pero hay varios factores que pueden sobrecargar el cuerpo y provocar malestar o incluso repulsión propia.

Parte de esta concepción errónea está en el bombardeo mediático que nos pone a una Kim Kardashian con una cintura envidiable después de tener dos hijos (aún siendo partos de alto riesgo) o a una Blake Lively sin un rasguño y luciendo más radiante que nunca. La realidad es que muy pocas logran recuperarse inmediatamente y a los pocos días aparecer en bikini, luciendo un abdomen plano y con bebé en brazos.

Para desmitificar esto, Elise Grossman, madre de tres, se atrevió a mostrar la verdad detrás de un cuerpo postparto, a través de una fotografía.

 

"Esta foto fue tomada apenas unas horas después del nacimiento de mi hija Willa; mi estado más crudo y vulnerable. Yo estaba adolorida y me vino una avalancha de emociones. ¡Pero estaba orgullosa de lo que mi cuerpo y yo acabábamos de hacer! Es una sensación extraña mirar hacia abajo y todavía ver un bulto, a pesar de que ya estás sosteniendo a tu bebé en brazos. No es fácil ir a casa con un bebé y todavía tener que usar ropa de maternidad. Con cada bebé gané algunos kilos estrías más. Solía tener la necesidad de cubrirme en cada etapa "recién nacida", yo no quería ver mi cuerpo en ese estado, así que ¿por qué alguien más querría verlo?"

Con venas y estrías en los senos y el abdomen, Grossman muestra sin tapujos, su cuerpo desnudo tras haber dado a luz a su tercer hija. Pero la pregunta del millón es, ¿por qué si acaba de parir, su estómago sigue abultado?

Tras dar a luz, el cuerpo, y en especial el abdomen, tardará en recuperarse por completo del embarazo. Es como si el abdomen fuese un globo, que se va inflando lentamente a medida que el bebé crece y cuando este nace, no revienta el globo pero hace que comience lentamente a perder aire. El útero comienza un proceso de recuperación. y poco a poco  volverá a empequeñecerse hasta regresar a su estado original.

Me tomó tres bebés, pero finalmente me di cuenta de que este cuerpo postparto ¡no es algo que hay que ocultar! Estoy más que orgullosa de lo que este cuerpo ha dado. Estoy agradecida de que mi cuerpo sea capaz de cargar y dar a luz de forma natural. No estoy avergonzada de mis (muchas) marcas. ¡Celebremos los cuerpos posparto en toda su gloria. El cuerpo femenino es increíble y estoy muy orgullosa del mío!"

Getting my newborn fix 😍😍😍😍

A post shared by Formerly eliseraquel (@raisingyoungloves) on