Qoobo, el gato robótico que te ayudará a superar la ansiedad y la depresión

Este gato será todo lo que necesites para calmar tu ansiedad ¡lo mejor es que no necesita cuidados!

Si tu deseo es tener una mascota pero por las cosas de la vida, no has podido tener una, este gato es la opción ideal.

Sabemos que hay muchos perritos y gatitos en espera de ser rescatados u adoptados pero tristemente no siempre se puede tenerlos en casa, ya sea por alergias, falta de tiempo o bien, porque simplemente las reglas de la casa lo prohiben. Lo cierto es que las mascotas necesitan de tiempo y una gran inversión monetaria para sus cuidados y aunque los gatos suelen ser más independientes que los perros, no podemos dejarlos a su suerte y hacerles caso cuando queramos.

Una de las soluciones más extrañas pero viables parecen este aparato que sustituye a los felinos de una forma especial. Se trata de Qoobo, una bola de pelos con una cola que se mueve, creada por Yukai Engineering. La empresa japonesa, anteriormente ha creado otras genialidades como las orejas Necomini con forma de gato que al moverse perciben las ondas cerebrales de quien las lleva puestas o Bocco, un robot que emite mensajes de voz pregrabados a un teléfono móvil, una alternativa para consolar a los niños pequeños que se quedan en casa y que no pueden ver a sus papás porque están trabajando.

Un terapeuta con cola

La intención de este extraño y tierno robot no es precisamente la de sustituir a los mininos del mundo, sino de repartir amor por todos los hogares que no pueden tener uno. Muchos se han referido a este invento como “un terapeuta con cola” ya que al acariciarlo y sentir la suavidad del pelaje, la persona se llena de calma cuando se sienta angustiada.

En cierto modo, Qoobo es la mascota perfecta. No hace desorden ni ruido, tampoco necesita comer o salir a pasear. Aunque se vea como una almohada con cola, es más inteligente de lo que parece, ya que tiene sensores en el interior que hacen que ésta se mueva cuando lo acaricias o lo abrazas. Pero también tiene sensores que harán que la cola se mueva de vez en cuando cuando lo sueltas, como para llamar tu atención. Casi como un gato de verdad.

Qoobo no solo es útil en los momentos de ocio, sino que también puede ayudar a personas con depresión o ansiedad que no puedan permitirse tener un gato o un perro. El poder de este juguete está en que puede traer alegría a la gente en todas las etapas de la vida por la simple acción de acariciarlo.

Este minino estará disponible a partir del verano de 2018 y podrás elegir entre dos colores: ‘gris huski’ y ‘marrón francés’. Su batería dura 8 horas y se cargará a través de un puerto USB. El precio rondará los 100 euros.