La poderosa imagen de una pareja tumbada en el suelo durante la masacre en Las Vegas

Las balas volaban alrededor de ellos. Un reflejo de pánico, incertidumbre y amor durante el tiroteo en Las Vegas

Dicen que "lo que pasa en Las Vegas, se queda en Las Vegas" pero no, la masacre ocurrida el domingo no quedó ahí, y en cuestión de minutos, el mundo estaba enterado de todo.

Los videos de los asistentes mostraron escenas terribles pero no eran suficientes para explicar el pánico que se desató cuando un sujeto, ubicado en el piso 32 del hotel Mandalay Bay, comenzó a disparar sin piedad contra los asistentes de un festival de música country, en un terreno aledaño.

Sin embargo, también surgieron las historias e imágenes esperanzadoras que nos devolvieron la fe en la humanidad, aún entre la sangre derramada, las lágrimas y el desconcierto en el rostro. O quizá, nos hicieron cuestionarnos más sobre ella y terminamos llorando ante las familias, parejas y amistades que quedaron incompletas esa noche.

Es precisamente la fotografía de un hombre acostado encima de una mujer la que se ha convertido en una de las imágenes más inquietantes de la masacre. La protegía de la avalancha de balas que volaban alrededor de ellos, así como de la estampida humana que también terminó siendo causa de muchos heridos. Esto sucedió momentos después de que un pistolero abrió fuego contra los 22.000 asistentes de la noche y fue capturada por el fotógrafo de Getty Images, David Becker.

Aunque al principio no estaba claro si la mujer había muerto o si había resultado gravemente herida, el fotógrafo reveló que se trata de una pareja a los que vio levantarse y huir cuando los disparos se detuvieron.

Becker recién había terminado de tomar fotos en el festival y se encontraba en el área de prensa cuando comenzaron los primeros disparos.

"Fui a ver lo que estaba sucediendo y un chico de seguridad dijo que seguro eran fuegos artificiales, así que volví a trabajar. La segunda vez que oí los estallidos, alguien me dijo que eran los altavoces o algo del equipo de sonido. Volví a la tienda de medios y continué trabajando. Los ruidos volvieron y fue entonces cuando la multitud comenzó a huir", relató en un comunicado.

En ese instante Becker tomó su cámara y salió corriendo para tomar fotos de la multitud huyendo. Sin saber entonces que se trataba de un tiroteo, el fotógrafo capturó a la perfección el terror en las caras de la gente mientras huían.

"Estaba tan oscuro que no podía ver realmente lo que estaba sucediendo, había mucha gente llorando, hablando en teléfonos celulares y agachándose para cubrirse".

Reported Shooting At Mandalay Bay In Las Vegas