Esta es la prueba de que todos deberíamos trabajar sólo tres horas al día

Las jornadas laborales son extenuantes en la mayoría de las oficinas sin embargo, este estudio prueba que podríamos trabajar menos horas

Ser un trabajador de oficina promedio no es nada fácil. Más allá de la carga de trabajo y pendientes que uno tiene asignado, se requiere de mucha fuerza mental para sobrevivir a tantas horas postrado en una silla, detrás de un monitor.

Algunos, tienen jornadas de 7 horas pero otros sobrepasan las 10 por lo que no hay nada que uno anhele más que el fin de semana o la recompensa de los días de asueto o vacaciones.

Sin embargo, se ha llegado a la conclusión de que el trabajador de oficina promedio gasta una cantidad considerable de tiempo durante su día de trabajo. Según un estudio, al menos 3 horas son utilizadas realmente para hacer trabajo productivo, mientras que el resto se divide en otras actividades.

El estudio, realizado por la empresa Voucher Cloud, encuestó a 1.989 trabajadores de tiempo completo en Reino Unido -todos mayores de 18 años- e investigó sus hábitos en línea y cómo esto afecta en su productividad.

Inicialmente se les preguntó a los encuestados si se consideraban productivos durante todo el día de trabajo y un 79% admitió que no. Sólo el 21% creía que sí lo eran.

Finalmente, el estudio analizó las actividades realizadas en lugar de trabajar y se le pidió a los encuestados que seleccionaran 10 distracciones de una lista así como el tiempo promedio que abarcaban para ello:

  1. Revisar redes sociales – 47% (44 minutos)
  2. Navegar en sitios de noticias – 45% (1 hora 5 minutos)
  3. Hablar con otros compañeros – 38% (40 minutos)
  4. Preparar bebidas calientes – 31% (17 minutos)
  5. Fumar – 28% (23 minutos)
  6. Enviar mensajes de texto – 27% (14 minutos)
  7. Comer bocadillos – 25% (8 minutos)
  8. Preparar comida – 24% (7 minutos)
  9. Hacer alguna llamada- 24% (18 minutos)
  10. Buscar un nuevo trabajo– 19% (26 minutos)

La conclusión fue simple: el 65% de los encuestados admitió no poder sobrellevar sus 8 horas diarias sin distraerse y aunque un 35% admitió que sí, es claro que la productividad durante el resto de la jornada laboral se beneficia cuando existen ciertas pausas intermitentes. Lo que sugiere que la cantidad promedio de tiempo que los empleados necesitan para ser productivos en el trabajo es sólo de 2 horas 53 minutos al día, que básicamente es el tiempo antes de la hora del almuerzo.