Diseñadora de Monterrey crea una solución para la gente que perdió su hogar en el sismo

Después del sismo que sacudió la zona centro de México, muchas familias se quedaron sin hogar

El sismo del pasado 19 de septiembre dejó grande pérdidas en la Ciudad de México, Puebla, Morelos y parte de Guerrero.

El jefe de gobierno, Miguel Ángel Mancera, reportó al menos 38 inmuebles colapsados y 52 personas rescatadas de los escombros con vida, aunque siempre queda la esperanza de encontrar a más. Por otro lado, aún sigue habiendo inmuebles con daños graves que están siendo evaluados.

Debido a que muchas personas se quedaron sin hogar y lugar donde pasar la noche, se instalaron diversos albergues con servicios para apoyar a decenas de familia que se quedaron sin su patrimonio. Sin embargo, es un hecho que en otros estados, la gente no ha corrido con la misma suerte, y muchos, ante el miedo de regresar a las casas que quedaron de pie, han preferido quedarse a dormir en la calle.  

En Chiapas y Oaxaca, 2.3 millones de personas siguen afectadas por el sismo que sacudió la región el 8 de septiembre. Las réplicas siguen y muchas personas no han podido recuperar su hogar.

Ante la grave problemática que vive el país, una diseñadora tuvo la idea de construir refugios temporales hechos de láminas de triplay, plástico corrugado y madera, para darle un techo a todos la mayor cantidad de afectados posible, donde se requiera.  

Las llamadas "viviendas emergentes" son una alternativa temporal para quienes no tienen techo. El costo total es de dos mil pesos y caben hasta seis personas. Basta con ensamblar las piezas y en teoría, el armado es de dos horas pero el tiempo no se compara a tener un lugar donde pasar la noche mientras un pueblo entero se recupera.

La estructura fue parte del proyecto de tesis de Marcela, en 2014 y junto a Andrea Leal, Ana María Martinez y María Guadalupe Cantú, se convirtió en la mejor alternativa para cobijar damnificados en Monterrey. Por supuesto que cuando escucharon de lo ocurrido en el centro del país, decidieron que era el momento de lanzar su idea al mundo real.