Así es como puedes ayudar a los más pequeños superar el trauma tras una catástrofe

Los niños asimilan los eventos de crisis de forma diferente a los adultos

Las situaciones de crisis como las que se han vivido en México, hacen que resulte difícil de asimilar la realidad a la que nos enfrentamos. Edificios derrumbados, sirenas de ambulancias por doquier, personas gritando y corriendo de lado al lado, muerte y la psicosis colectiva ante la posibilidad de un nuevo evento, provocan un estado de estrés constante, especialmente en los niños.

A pesar de que por momentos parece que no se enteran de nada, la preocupación y la tensión están en el ambiente; escuchan y ven cosas que no terminar de comprender y les preocupa, especialmente cuando sus familiares o conocidos están en un estado de ansiedad constante.

https://www.instagram.com/p/BZWjFsIDjRl/?taken-by=jf.home.and.lifestyle

Algunos efectos psicológicos a los que se enfrentan son:

– Insomnio o exceso de sueño

– Pesadillas

– Dolores de cabeza

– Falta de apetito.

– Comportamiento agresivo.

Por ello, es muy importante hablar con ellos de lo que pasó, saber cómo lo vivieron así como qué es lo que sienten y piensan al respecto. Los niños, especialmente hoy, tienen mucha información al alcance y muchas imágenes que pasan por la televisión o redes sociales no tienen filtro por lo que es fácil que se asusten o confundan ante lo que ven y escuchan. Ante todo, debes decirle a tu hijo con tus propias palabras lo que está pasando. Trata de mantenerlo simple y directo. Enfócate en lo positivo, dile que lo importante es que están bien, que su casa está a salvo y que hay que ayudar. Cuida también tus comentarios pues lo que escuchen de ti es lo que les dará seguridad y confianza o temor.

Actúa con sensatez

Mientras hay un temblor o una alerta, debes manejar la situación con tranquilidad para poder pensar en soluciones. No te alteres, pues se lo transmitirás a ellos y puede ser más difícil controlar la situación.

En caso de que los pequeños vivieran situaciones traumáticas como el desalojar la casa, de pérdida material o humana  o cualquier cambio que los sacara de su rutina, es importante que siempre los mantengas en un lugar seguro y que estén con personas con las que se sientan bien. Dejarlos con extraños o familiares lejanos no siempre es la mejor opción ya que les genera incertidumbre y ansiedad. Manténte lo más que puedas con ellos y no dejes de repetirles cosas como "todo estará bien, estamos juntos".

Pasado el estado crítico, es importante atenderlos y cerciorarse de que no estén lastimados o muy alterados. Llorar ayudará a que liberen la tensión. Procura distraerlos con material lúdico y didáctico, como juguetes, colores o cuentos. Si puedes, busca material que explique "en su idioma" todo lo que ha pasado. El juego es una forma simbólica que tienen los niños para armar el rompecabezas, entender lo que ocurre y superarlo.

Si puedes, llévalos a algún centro de acopio pero nunca los acerques a zonas riesgo. De este modo, podrán ver cómo se mueve la gente para ayudar e incluso podrán percibir la sensación de positivismo y fuerza que transmiten los que están haciendo todo por los afectados. Y sí, motívalo a que ponga su granito de arena, ¡pero no lo fuerces! recuerda que poco a poco, irá asimilando lo que ocurre.

 

No olvides que ante todo, si notas que tu pequeño no termina por calmarse, acude a un especialista en salud mental, especializado en niños.

 

Sismo niños

 

 

 

Imagen: Save The Children