6 razones por las que una mujer inteligente tiene problemas para encontrar el amor

Aunque sí atraemos a los hombres, este rasgo de nuestra personalidad los asusta.

Todas hemos escuchado alguna vez que los hombres quieren a una mujer inteligente para compartir el resto de su vida; pero si es así, entonces ¿por qué tantas de nosotras estamos solteras? Bueno, la respuesta no es sencilla, sin embargo sí hay algunas cosas que pueden explicarlo.

Por ejemplo, de acuerdo con un estudio de la University of Buffalo, los hombres sí se sienten atraídos por las mujeres inteligentes, pero las encuentran menos atractivas física y emocionalmente cuando se dan cuenta de que son más listas que ellos. Ahí el problema de fondo (y seguro ya te ha pasado).

Pero, ¿qué otras razones complican que las mujeres inteligentes encontremos el amor? Aquí algunas de ellas:

1. Somos más independientes

De forma general, entre más inteligente es una persona, más valora su independencia. Por eso es que nosotras tenemos un temor “secreto” al compromiso, debido a que nos da miedo que tener una relación cambie a la forma de vida independiente que llevamos (aunque en un noviazgo sano eso no debería pasar).

2. Pensamos demasiado

A las mujeres inteligentes nos encanta analizar todo (a veces, de más), por lo que tendemos a encontrar problemas donde quizá no los hay. Pensar demasiado es lo que constantemente nos lleva a tener peleas dentro de las relaciones amorosas que entablamos y, por lo tanto, a estropear todo lo bueno que hayamos construidos.

3. Estamos centradas en nuestras carreras

Tenemos que reconocerlo: las mujeres inteligentes queremos ser exitosas en la vida. Lo malo es que a veces nos centramos tanto en nuestras carreras o trabajo para conseguir esa meta que nos olvidamos de nutrir los demás aspectos de la vida, como las relaciones amorosas. No hay nada malo con esto, pero llega a ser un problema.

4. Somos perfeccionistas

Puede que para muchas personas ser “perfeccionista” no sea una cualidad, pero es una realidad que las mujeres inteligentes solemos serlo. Queremos que todos los aspectos de nuestras vidas, por su puesto las relaciones amorosas también, sea impecables y eso es algo que los hombres no suelen entender de primera instancia.

5. No nos enamoramos facilmente

La razón es muy sencilla: valoramos la inteligencia en los demás. Así que la apariencia física no es lo realmente importante para nosotras. Necesitamos saber que tenemos las mismas aficiones e ideas que la persona que nos gusta para decidir si entablamos una relación o no. Eso sí, jamás hacemos sentir menos a un chico por esta razón.

6. Confiamos más en nuestra mente que en el corazón

No es que no escuchemos los latidos del corazón, pero (para bien o mal) las mujeres inteligentes solemos tomar primero en cuenta nuestras ideas racionales sobre el amor. Eso es algo que claramente interfiere en con el amor y con una relación a largo plazo. Pero, afortunadamente, es algo que podemos aprender a controlar.