La obsesión por ser delgada la llevó a atentar contra la vida de su amiga

No, no es ficción, sucedió en Colombia

Aunque esta historia parece ficción, no es así, la obsesión por el cuerpo perfecto, por lucir delgadas y con una figura de envidia puede hacer que se llegue a extremos donde atentar contra la vida de alguien no parece una idea tan alejada de la realidad.

Una mujer decidió irse de vacaciones a Turbaco, municipio de Bolívar. Su hermana, preocupada por el exceso de peso que presentaba, decidió ponerla a dieta.

Ser delgada casi le cuesta la vida

La mujer, que siguió juiciosa las indicaciones de su hermana, adelgazó 20 kilos en sólo cuatro meses y tonificó su cuerpo a punta de ejercicio y trabajo aeróbico. 

Esto atrajo comentarios positivos y felicitaciones por su constancia. Ante los notables cambios, una amiga de la infancia, que también sufría obesidad, se obsesionó con la nueva figura de su amiga.

La joven, identificada como Teresa de Jesús, no dejó de manifestar su inconformidad con la mujer y con su nueva figura, ya que ella no había podido perder peso a pesar de las constantes dietas. 

Los comentarios que se hicieron repetitivos, terminaron por enojar a la ahora mujer esbelta y entabló una discusión seria que no pasaba de las palabras, hasta que Teresa decidió tomar un machete para matarla.

El mal estado físico de la mujer no le permitió correr a la par de la amiga ahora delgada y que estaba más atlética.

Luego de los bochornosos sucesos, la Policía local detuvo a la mujer y ahora afrontará un proceso judicial por intento de homicidio, pero antes le practicarán pruebas para saber si su estado mental es óptimo o no.