Las implicancias que no imaginabas de llamar a un hijo con el nombre de un familiar

¿Es bueno bautizar o llamar a nuestro hijo con el nombre de un familiar? Te contamos las implicancias de esta elección.

"Repetir el nombre es repetir historias", explica la terapeuta del centro integral Complettitud, quien explica lo que ocurre en la vida de un niño, que recibió el nombre, como una forma de homenajear a otra persona, ya sea que ésta esté viva o no.

Es para muchos una tradición familiar, y algunas personas lo hacen como homenaje a un ser querido que ya no está, y que siente que debe estar presente, al menos en el nombre de su hijo.

Más: Antonella Orsini comparte potente imagen amamantando a su hijo

Pero ¿es bueno bautizar a un hijo repitiendo el nombre de un familiar? Katherina Ceriani, terapeuta integral del centro Complettitud (www.complettitud.cl), y quien realiza terapias y talleres de Reprogramación Familiar y Registros Akashikos entre otros, e indaga en el linaje de sus pacientes, señala que cuando las personas repiten los nombres, sean por lo que sea, es traer a alguien a esta vida, que no le corresponde.

"Cada vez que tu repites un nombre, estás traspasando la energía de un nombre al otro y por lo tanto, si esa persona que ya no está, en su vida no resolvió algo, tiene algunas habilidades y otras cosas le cuesta más, todo lo que no ha resuelto, se hereda al hijo o hija que lleva su nombre y quien ahora tendrá la responsabilidad de resolver lo pendiente de su antepasado. De esta forma empieza a vivir una vida que no le corresponde, una vida de los padres o del abuelo, y no del hijo".

Para poder resolverlo, la terapeuta, junto con recomendar que los padres no repitan el nombre de una persona, principalmente si ésta ya falleció, entrega las pautas para un ritual, que ayuda a quitar esas energías que no le corresponden.

"Para poder resolverlo, como es algo vibracional, tu pones el nombre en una hoja con colores, y debajo de cada letra, escribes lo que tú quieres que signifique. Por ejemplo, mi nombre es Katherina, yo puse en la K, kilates, en la A, amor, etc. En la hoja se utilizan muchos colores, porque el inconsciente entiende a través de símbolos y mientras mejor sea el símbolo y más potente, es más fácil de entrar".

Más: Mujer amamantando a su hijo de 6 años desata polémica sobre la edad del destete

"Esto se trabaja por 40 días. Tú pones un vaso de agua y a la mañana siguiente, te lo tomas, ingresando a tu cuerpo esta nueva información. Después llenas el vaso, lo vuelves a poner y al otro día te lo vuelves a tomar y eso por 40 días".

"Si tu repites el nombre, estás repitiendo la historia, y los niños y niñas pueden tener muchos más problemas para resolverlos, porque no les corresponden", agrega la terapeuta.

Más información en www.complettitud.cl