¿"Los senos grandes vuelven a ser tendencia"? No gracias, el cuerpo no es una moda

Una publicación está indignando a las mujeres. Es momento de dejar que mirar los senos como un artículo de temporada

Por Karen Hernández

"Párate derecha, empuja hacia fuera tu pecho y luce ese encanto femenino, pues las enormes boobies estarán marcando tendencia", así comienza una publicación que está indigando a muchas mujeres en Internet.

Y es que el artículo "Boobs Are Back in a Big Way" (a.k.a "los senos vuelven a ser tendencia"), publicado en New York Post y The Sun, marca el "triunfal regreso"  como si se tratáse de un movimiento de moda de embellecimiento y empoderamiento femenino.

MÁS: "Arte con estrías", el movimiento que embellece las marcas de tu cuerpo

Pero mientras unas han celebrado que sus grandes pechos por fin son tomados en cuenta, otras resultaron ofendidas ante el intento por categorizarlos como una "tendencia". Es momento de enaltecer lo que ya es grande por sí solo (y no nos referimos al tamaño).

La inspiración de la polémica nota surgió después de que Rihanna apareciera la semana pasada, 'en la premier en Gran Bretaña de la película 'Valerian', donde usó un voluminoso vestido rojo que dejó al descubierto dos cosas de las que ha dado de qué hablar últimamente: su "aumento" de peso y sus enormes boobs. Y claro, el posar junto a una Cara Delevigne de senos pequeños, potencializó el cuerpo de "Riri"

Rihanna sabe dónde están las miradas. 

"eyes up here" 💋

Una publicación compartida de badgalriri (@badgalriri) el 24 de Jul de 2017 a la(s) 2:22 PDT

 

MÁS: "Este no es el cuerpo del que te enamoraste", carta de un cuerpo post-parto

Para empezar, los senos no debería ser una "tendencia" que va y viene como si se tratáse de un suéter de temporada; no deberían teber un "triunfal regreso" porque siempre están ahí. No es como que las mujeres podamos quitarlos y ponerlos, ¿se imaginan?.

"Boobs Are Back…" alega que de algún modo, las mujeres de senos grandes han tenido que ocultarlos durante una larga temporada ante la supremacía de los mini senos de Kendall Jenner y Bella Hadid, quienes incluso impusieron la moda del braless y los pezones parados que son enmarcados por la tela de su blusón.

😜 @490tx

Una publicación compartida de Kendall (@kendalljenner) el 30 de Dic de 2016 a la(s) 11:33 PST

 

Pero para ninguna la vida es fácil como para decir que el temaño de sus senos les ha facilitado tanto la vida como un par de calcetines largos en invierno o una falda midi en verano pues mientras que las de senos pequeños luchan constantemente por el estigma de "no eres suficiente mujer si tus boobies no sobresalen del escote", las de senos grandes tienen que aprender a lidiar con miradas morbosas o el estigma de ser "demasiado sexy". 

Otro ejemplo que cita el artículo es la enigmática Susan Sarandon, quien a sus 70 años se presentó en la gala de inauguración del Festival de Cine de Cannes com un "tremendo escote" que dejó al descubierto su gran busto. ¿No estaban asqueados porque Cher, también de 70 años mostró sus pechos casi al descubierto? ¿Quién los entiende? Ah, es que en ese momento no estaba de moda. 

"Y tranquilas que lo bueno de tener senos pequeños es que con un buen "push up" o rellenos, puedes aumentar tus pechos, mientras que no hay disfraz para ocultar un busto grande", dice el autor. Es decir que lo bueno de tener senos pequeños es que siempre que quieras puedes volver a estar a la moda.

MÁS: 'Hip Dips': El movimiento en Instagram que empodera las 'caderas de violín'

Sí, las boobs grandes pueden ser un dolor de cabeza para quien las tiene; la espalda duele, encontrar el sostén perfecto no es fácil, atar un bikini para que no se caiga en medio de la piscina es una misión casi imposible y cualsea el atuendo que uses, siempre sobresaldrá ese par de tetas que causará la paranoia de tener miradas incómodas encima. Pero no hay razón para decir qué se ve bien y qué no según la temporada. ¡Ya bastante es tener que pensar en los pezones que cobran vida con el clima!

Por supuesto, el Internet no pudo callar, y ante la indignación que causó el hecho de santificar los senos grandes de un momento a otro e incluso aquellas de senos pequeños y hombres se pronunciaron en contra de este tipo de movimientos que sólo categorizan a la mujer por sus atributos.

"¡Gracias a dios que no me deshice de mis boobs!"

 

 "Sabía que si me los dejaba, algún día volverían a estar de moda"