5 Lecciones y mantras de la profesora de yoga más longeva del mundo

La mujer con más fuerza, agilidad y vida que verás el día de hoy

Por Karen Hernández

Esta mujer no será Kim Kardashian o Emma Stone; no va por alfombras rojas ni tampoco se la vive bajo los reflectores, pero es toda una celebridad, o mejor dicho una "yogabridad", amada y benerada entre los yogis (a.k.a los amantes de la yoga).

Claro, hoy en día cualquiera que tenga un tapete, unas lycras bonitas, un armamento de hashtags de vida y estilo en Instagram y sea vegano, puede ganar un séquito de seguidores pero Täo Porchon-Lynch no necesita nada de eso, pues a sus 98 años, tiene las mejores lecciones de vida que cualquier instagramer podría dar.  

MÁS: 5 asanas de yoga que te ayudarán a combatir los horribles dolores premenstruales

Täo vive en Nueva York pero comenzó a practicar yoga desde hace nueve años en India y en 2012, obtuvo el Record Guiness a la instructora de yoga más longeva del mundo. La yoga requiere de flexibilidad, fuerza y disciplina y es gracias al trabajo duro físico y mental que esta maestra de Yoga, casi centenaria, se mantiene joven. Es sabido que esta disciplina mejora la función del cerebro, alivia la ansiedad y ayuda a mantener el peso corporal, ¿pero qué podemos aprender de esta extraordinaria mujer?

MÁS: Hacer ejercicio durante el embarazo: ¿benéfico o peligroso?

"Nada es imposible, es como cuando te levantas y te dices que este va a ser el mejor de día tu vida. Y lo será. Si pones tu pensamiento en algo positivo se materializará. No pienses en cosas malas", dijo en una entrevista para la BBC. "He tenido tres operaciones de cadera y los doctores dijeron que no iba a poder hacer muchas cosas", recordó. "Les demostré que lo podía hacer y por eso lo sigo haciendo. Tal vez no de la misma manera que cuando era más joven, pero tomo una respiración profunda y hago que sea posible".

Todos tenemos que aprender a hacer las cosas y siempre alguien nos debe enseñar. Practicamos para ser mejores en lo que queremos ser mejores y eso requiere sacrifios. El yoga requiere disciplina y determinación. Creerlo: "Cualquier cosa es posible, nada es imposible", dihi Porchon-Lynch

MÁS: Esta sexy modelo de 61 años revela el secreto de la juventud eterna

Simple: la respiración nos da vida y una inhalación profunda tiene muchos más beneficios de los que jamás imaginamos como controlar los pensamientos intensos o negativos que no nos dejan tranquilos. "Cuando estás en contacto con tu interior estás en contacto con tu aliento de vida, no puedes evitarlo. Lo primero que se tiene que aprender es a respirar y moverte con tu respiración. Tiene que venir de tu cuerpo", explicó. "Cuando enseño, la gente dice que cambio su vida. No cambio su vida. Sólo les enseño a usar su respiración".

'Vive: la alegría de vivir está dentro de ti', afirma Täo. A pesar de la edad, esta mujer no baja el ritmo como muchos esperaríamos, al contrario, de acuerdo con la entrevista para BBC, Porchon-Lynch se despierta a las 5 am todos los días y comienza a practicar yoga a las 8:30, da varias clases al día, se prepara para competencias y dedica el tiempo libre para tomar clases de baile de salón. "Hay tanto que hacer y tan poco tiempo", afrimó Porchon-Lynch. "En mi cabeza sigo en mis veinte y no tengo ninguna intención de crecer" 

De acuerdo con una entrevista para The Independent, Porchon-Lynch bebe sólo dos cosas: vino y té (nunca agua). Es sabido que el consumo moderado del vino, sobre todo del tinto, trae múltiples ventajas para la salud y es especialmente bueno para contrarrestar diversas enfermedades y problemas cardiovasculares, así como para  mantener el cuerpo relajado y una mente positiva. Por otro lado, el té ayuda a mejorar la digestión y liberar al cuerpo de toxinas por lo que no sería extraño que esta profesora tuviera un organismo saludable ¡y joven por dentro!

MÁS: 5 trucos para ordenar y equilibrar tu vida según la filosofía japonesa