5 tips para viajar en avión con tu hijo pequeño y no morir en el intento

Haz de ese momento una experiencia increíble

Por redacción Nueva Mujer

Viajar es una experiencia increíble que como adultos disfrutamos plenamente, pero puede que tus hijos no lo hagan tanto, pues es una sensación nueva, algo que desconocen y que definitivamente puede volverse un tanto complicado si no se maneja con cuidado. Explicarle qué pasará, cuánto durará el viaje y cuál será su dentino es básico para que entienda más qué estará pasando. 

DESCUBRE MÁS:

Enséñales lo maravilloso que es volar

Sí, es algo nuevo para ellos y un tanto extraño, pero si juegas, los sientas del lado de la ventanilla, les dices que miren las nubes, que imaginen formas, que vean las casas o el mar podrán maravillarse tanto como lo hiciste tú la primera vez que pisaste un avión.

Planea horarios en los que ellos dormirán

Sabemos que por tiempos, agenda y presupuestos es difícil comprar ciertos vuelos, pero siempre será mejor para ellos y para ti volar de noche, así dormirán y estarán más tranquilos. Si viajas de noche o cuando ellos están tomando la siesta, el estrés se reducirá considerablemente.

Empaca ropa extra en la maleta de mano

Tomando en cuenta el equipaje permitido, lleva ropa adicional, uno nunca sabe cuándo un niño se manchará o mojará, es mejor llevar más ropa preparada ante cualquier imprevisto.

Lleva juguetes pequeños

Los juguetes pueden ser tus mejores aliados para mantener a tu hijo quieto en vuelos largos, son un distractor, sólo asegúrate que no sean muy grandes o ruidosos pues viajas con más pasajeros y no querrás tener un altercado. Libros didácticos, bloques pequeños, peluches o algo lúdico, son los compañeros de viaje ideales.

Los dispositivos móviles son tus amigos

¿Tienes la regla de los 30 minutos? Entonces llegó el momento de romperla, en viajes largos, las tablets y celulares son tus mejores aliados, descarga su película o serie preferida y déjalo que la vea, sé que la idea puede resultarte un tanto extrema, pero eso siempre ayudará a que tu hijo mantenga la calma.