5 tips efectivos para ayudar a tu bebé a dormir mejor

Un sueño adecuado es indispensable para que tu bebé crezca sanamente y sus órganos se desarrollen como es debido.

Por redacción Nueva Mujer

Dormir es una de las necesidades primarias de tu bebé. Durante sus primeros meses de vida, debe hacerlo alrededor de 10 a 18 horas, de acuerdo con la National Sleep Foundation para que su organismo crezca sanamente y su desarrollo sea el adecuado.

Aunque los bebés suelen quedarse dormidos rápidamente, en ocasiones diversas circunstancias pueden impedirles conciliar el sueño de forma adecuada durante el día o la noche. La buena noticia es que tú puedes ayudar a tu pequeño a dormir durante períodos prolongados con estos sencillos, pero efectivos tips.

Crea un ritual para dormir

Establecer una rutina es una manera sencilla de indicarle a tu bebé que llegó la hora de dormir. Puedes comenzar dándole un baño (o un masaje si no quieres mojarlo) para que se relaje. A continuación apaga las luces de su recámara y cántale una canción hasta que concilie el sueño. Si lo haces diario, tu pequeño relacionará esas acciones con el momento de descansar.

DESCUBRE MÁS:

 

Hazle un soundtrack tranquilo

Escuchar música o sonidos tranquilos, como el latido del corazón, puede ayudarle a tu bebé a conciliar el sueño. Esto es debido a que le recuerdan los momentos de paz que vivía mientras estaba dentro de tu vientre, cuando estaba rodeado de ruidos corporales. En Internet existen grabaciones especiales, elige varias de ellas, crea un soundtrack y reprodúcelo cuando tu pequeño no pueda dormir.

Muévelo suavemente

Al igual que con los sonidos, tu bebé recuerda el movimiento que experimentaba dentro de tu útero y quizá ahora lo necesita para poder dormir. Para ayudarlo a conciliar el sueño puedes tomarlo en tus brazos y caminar por la habitación o colocarlo en una mecedora cómoda, que tenga un balanceo suave, y moverlo hasta que se quede dormido.

Duerme al lado de tu bebé

¿Has escuchado que el sueño se contagia? Es real. Por eso es que si te acuestas al lado de tu bebé y duermes, lo más seguro es que también se quede dormido. Quizá esto te dé un poco de miedo ya que no estarás despierta para cuidarlo, pero no te preocupes, sólo trata de asegurarte de que el espacio entre ustedes sea amplio si están en la misma cama y que no haya nada peligroso cerca.

Controla tu ingesta de cafeína

Si aún estás amamantando a tu bebé, la cafeína que consumes podría ser la responsable de su insomnio. Ésta obviamente te ayuda a mantenerte activa, pero también lo hace con él. Y dado que su organismo tarda más en eliminarlo, la afectación es mayor para tu pequeño. Lo mejor que puedes hacer es dejar de consumir este ingrediente por completo (hasta que dejes de lactar).

Recuerda que si tu bebé duerme y come adecuadamente su crecimiento será saludable.