Tu Vida

5 tips para que tus hijos coman bien en un restaurante o cualquier lugar que no sea casa

A veces puede resultar complicado, pero debes armarte de paciencia

Por redacción Nueva Mujer

Comer fuera de casa cuando tienes hijos pequeños puede resultar un verdadero reto, aunque tus hijos amen la comida o sean súper educados, a veces es complicado que coman bien fuera de casa y más si se trata de lugares en los que no cuentan con un menú especial para ellos. Aquí cinco consejos para que no mueras intentando salir a comer.

DESCUBRE MÁS:

Sabemos que planear una comida puede ser una tarea titánica, pero si optas por ir a comer en horas poco concurridas, evitarás que los pequeños hagan filas o esperen mucho tiempo para ser atendidos. Recordemos que a veces la impaciencia puede jugar en nuestra contra

Sabemos que a veces hay lugares a los que nos encantaría ir, pero siendo honestas no todos son adecuados para los niños. Antes de hacer una reservación asegúrate que habrá comida del agrado de tus pequeños, que no se sentirán incómodos y que podrán pasar un momento ameno.

Ten en cuenta que los juguetes son distractores, si llevas unos pesados o en los que deba poner toda su atención, la comida pasará a segundo plano. Lo ideal es que elijas cosas con las que te asegures no se distraerá y podrá dejar en cuanto lleguen sus deliciosos alimentos.

Tú conoces a tu hijo, sabes qué le gusta y qué no, entonces lean juntos la carta y trata de explicarle cuáles son los platillos disponibles, así él se sentirá parte del proceso y querrá comer lo que ordenó.

Este punto es muy importante, si tú no pides nada y te comes las sobras, no habrá unidad, tú estará picando su comida o esperando que él termine. Si todos tienen un suculento platillo enfrente, tu hijo asumirá el papel que todos están llevando y se deleitará con su comida.

Por último, recuerda que al práctica es muy importante, entre más lo lleves a comer fuera, más habilidades desarrollará.