5 señales que indican estás en una relación amistosa tóxica

Sí, aunque los amigos se eligen, a veces no nos brindan las relaciones más saludables

Por Andrea Sánchez

Cuando solemos hablar de relaciones tóxicas, lo primero que viene a nuestra mente es la pareja, pero más allá de tu novio o novia, hay otras relaciones en tu vida y una de ellas es la que mantienes con tus amigos y sí, a veces nuestros amigos pueden ser nuestros peores verdugos.

Si tus amigos pueden llegar a ser muy cálidos y luego muy frío contigo, algo no anda bien, sentir que no sabemos cómo reaccionará un amigo ante una situación y nos preguntamos si se siente bien o si hicimos algo mal, son claras señales de que algo falla en la comunicación. Todos tenemos día buenos y días malos, pero si la actitud de tus amigos te causa un conflicto, definitivamente algo no anda bien.

       DESCUBRE MÁS:

El equilibrio es una de las claves de la amistad, si estás con amigos que siempre se concentran en sus problemas y rara vez en los tuyos o en tu estado de ánimo, la relación no esta funcionando. No quiere decir que sólo hablen de cosas bonitas, pero querer hablar sólo de sus sentimientos es un claro indicio de que no le interesan los tuyos.

Cuando pensamos o hablamos de codependencia solemos asumir que solo se da con la pareja, pero no es así, puede aparecer en cualquier tipo de relaciones. Pensar que sólo es culpa de nuestros amigos y que nosotros no tenemos nada qué ver con las personas que elegimos para nuestros círculos es erróneo, piensa por qué eliges a los amigos que tienes.

Si uno de tus amigos tiene problemas con el alcohol y tú siempre quieres ir de parranda, hay algo destructivo entre ustedes, ocurre lo mismo cuando tienes un amigo que es holgazán y en lugar de alentarlo lo ayudas a solucionar su vida.

En los grupos de amigos siempre hay quienes se quieren más que otros, pero eso no es justificación para hablar mal de los demás amigos del círculo, piensa que si alguien habla mal de otra persona, probablemente esté haciendo lo mismo contigo. Pon atención en este comportamiento pues la mayoría de las veces puede traerte varios problemas.

Somos adultos y nos responsabilizamos de nosotros mismos, pero si esa persona te anima a salir en las noches sabiendo que tienes una junta a primera hora, demerita tus logros o se siente intimidado por lo que has conseguido, esa perfora no debería permanecer en tu vida.