Todos

Tirar, el arte de eliminar de tu vida la energía estancada según el Feng Shui

De está forma puedes atraer cosas positivas a tu vida

Por Andrea Sánchez

En Feng Shui los objetos tiene vida, no sólo por lo materiales de los que están hechos sino por las energías que absorben. El lugar de la casa en el que los ponemos, la historia detrás de ellos, hace que tengan determinada energía. Piensa un momento, si en tu familia hay objetos que han pasado de generación en generación, éstos cuentan una historia, la de tu familia, hay energía concentrada en ellos.

Nuestra casa o nuestra oficina hablan de nosotros, reflejan lo que somos. Una de las reglas básicas es que para dejar entrar lo nuevo, debemos desechar lo viejo, de esta forma se abren canales que atraen energía positiva a tu vida. Aquí las cosas que debes desechar si están rotas pues sólo absorben energía y no la dejan fluir.

DESCUBRE MÁS:

Si compraste algo nuevo, entonces desecha algo viejo. Puedes regalarlo a la caridad o evaluar si la basura es su único lugar.

Cuántas veces has comprado algo y juras que lo usarás después y eso nunca sucede, pues entonces, seguro no lo usarás nunca, deséchalo.

Los objetos no son importantes por sí mismos, sino por los recuerdos que nos traen. Si tienes cosas de un amor al que quisiste mucho, pero sabes que no volverá, termina con su energía que te impide avanzar. Regala o tira objetos que te haya dado.

Cuando un espejo se rompe se termina con una carga negativa que absorbió, nadie quiere cosas negativas en su vida, no conserves pedazos de un espejo.

Si crees que son necesarias, entonces haz un archivo en el que las guardes y pongas en orden, no es lo mismo tener un montón de papeles sueltos por tu hogar, que un archivo que puedes consultar en caso de ser necesario. Eso también es energía estancada que te resta abundancia.

Si algo ya está roto, significa que probablemente cumplió con su ciclo, tirar calcetines con hoyos y ropa que ya cumplió con su objetivo, es una forma de liberar energía. A veces nos aferramos a tener esos jeans de la preparatoria, por lo que nos recuerdan, pero seguro esa prenda le pertenece a tu yo del pasado.