5 consejos que te ayudarán a sobrellevar los ataques de ansiedad

Lo importante es que aprendas a controlar tu emociones, a relajarte y fluir.

Por Andrea Sánchez

Cuántas veces has sentido deseos de enviarle un mensaje a tu expareja y las ganas pueden más que tú. Aunque sabes que no es correcto o que las consecuencias de escribirle no te dejarán en paz por mucho tiempo, lo haces. La angustia, ganas de llorar, sentirte nerviosa o tener cabos abruptos de humor pueden ser solo algunas señales de que estés ante un ataque de ansiedad. Si sientes que es algo que no puedes controlar, lo mejor es que acudas con un especialista, solo él podrá ayudarte. Aun así, tenemos para ti algunos tips para salir victoriosa de los ataques de ansiedad.

       DESCUBRE MÁS:

Suena bastante obvio, pero hacernos conscientes de nuestra respiración puede ayudarnos a traer paz calma a nuestra vida. Cuando inicias tu camino en el viaje de la meditación, una de las primeras cosas que aprenderás es a concentrarte en la respiración, ésta puede ser definitiva para que la ansiedad disminuya. Inhalar por la nariz llenando tus pulmones y exhalar por la boca dejando tu abdomen vacío es un primer paso para decirle adiós a la ansiedad.

Sé lo difícil que es regalarle nuestra atención a algo que nos está causando una molestia anímica, pero recordar que como te sientes ahora será muy diferente a la forma en la que sentirías en 5 minutos, horas o años, es esencial para preservar el equilibrio. Nada es para siempre, bueno y malo, siempre habrá altibajos, aprende de ellos.

Todos, absolutamente todos tenemos a alguien de confianza a quien podemos decirle cosas que muy pocos saben. Verbalizar nuestros sentimientos es una extraordinaria forma de saber qué es lo que nos está causando ansiedad. Si te da miedo o pena abrirte con alguien, ir a terapia será una estupenda decisión.

En muchas ocasiones nos negamos a aceptar que algo o alguien nos está poniendo ansiosos. Aceptar que algo nos causa conflicto es el primer paso para una vida más plena y feliz. Una vez que sabes qué es lo que te molesta es más fácil poner soluciones eficaces que te den bienestar.

Unos se inclinan por la meditación, otros por la lectura, unos más prefieren nadar o ejecitarse, escuchar música o darse un baño de burbujas. Encuentra algo que te dé paz y hazlo parte de tu rutina. Cuando nuestra mente está despejada es más fácil que podamos decirle que no a los ataques inesperados de ansiedad.

 TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES:

Imagen foto_00000015 

Y EN VIDEO: