Todos

5 lecciones de vida que '13 going on 30' (Si yo tuviera 30) nos dejó y atesoramos

Es una de nuestras películas preferidas, y no, no es tan vacía como podrías pensar

Por Andrea Sánchez

’13 going on 30′ es una de la películas más palomeras, con las que pasas un momento agradable, es ligera y en apariencia no tiene nada que ofrecer. Fue protagonizada por Jennifer Garner, una joven editora de una revista y el guapo Mark Ruffalo, un fotógrafo alternativo. Aquí algunas de las lecciones que aprendimos. Me disculpo por los ‘spoilers’.

Todo a su tiempo

Quizá esta sea la lección más valiosa de la película. Jenna es una chica que está atravesando por la adolescencia, le cuesta trabajo aceptarse y desea un vida mejor, ser bella, adulta y exitosa. Cuando su deseo se cumple mágicamente se da cuenta que la vida de los adultos no es tan sencilla como lo podríamos imaginar. Disfruta cada etapa de tu vida, todo llega en el momento indicado.

DESCUBRE MÁS:

La vida es un constante cambio

Una vez que Jenna asimila que es adulta y que tiene que comportarse como tal, también se da cuenta lo difícil que es crecer, recuerda el pasado, pero también se da cuenta que todos estamos cambiando. Sus lectoras quieren cosas nuevas, ella no desea ser la misma, siempre estamos tomando decisiones que nos llevan a donde queremos estar y está bien, aunque a veces sea difícil.

El amor sí puede ser para siempre

Matt es su amor de la secundaria, con quien finalmente se casa, Nos deja ver que el amor verdadero existe, que hay historias de amor que sí pueden ser para toda la vida, siempre y cuando luches con todo tu ser por él.

Los amigos son importantes, hay que saber elegirlos

Así es, tus amigos te acompañarán a lo largo de la vida. Hay personas tóxicas que se dicen tus amigos pero no lo son, aléjate de ellos, dile adiós a las personas que sólo te restan y no te suman nada, eso también es madurar.

Lo único que no puedes regresar, es el tiempo

Disfruta, ríe llora, enamórate, toma decisiones, algunas te dolerán, pero si con algo no puedes jugar es con el tiempo, él no perdona, no regresarás el tiempo perdido ni las experiencias que pudiste haber ganado y desperdiciaste.

 TE RECOMENDAMOS EN IMÁGENES:

Imagen foto_0000001520170411173657_screen_shot_20170411_at_3.png