Las personas más inteligentes también son las más distraídas

Concluyeron que tienes más dificultad para priorizar tus ideas

Por Andrea Sánchez

De acuerdo con un estudio publicado por Think Better Magazine y elaborado con base en los hábitos de más de 10 mil trabajadores en 17 países, las personas a las que les cuesta trabajo concentrarse son las más inteligentes. ¿La razón? Les cuesta trabajo ordenar sus ideas.

Los neurocientíficos e investigadores congnitivos descubrieron que entre más demandante sea la necesidad de atención, mayor será la necesidad de optimizar los recursos conminativos de las personas. Llegaron a la conclusión de que la atención es holística, en términos de múltiples funciones cerebrales y contextos, aseguran que "no prestamos atención a cosas aburridas", respondemos de manera natural a lo inesperado, de ahí que los cambios en lo que acontece en nuestro entorno sean más relevante para el cerebro y decida ponerles más atención.

DESCUBRE MÁS:

 

Los neurocientíficos dicen que el enfoque es un recurso limitado. Nuestros cerebros consumen energía, extrayendo glucosa y oxígeno como combustible. La atención controlada es un trabajo muy duro, que se basa fuertemente en la corteza prefrontal. Actividades como el análisis, la priorización, la planificación y otros tipos de pensamiento crítico que gastan energía. A medida que los suministros de energía disminuyen, los cerebros se cansan.

Debido a que el cerebro consumen tanta energía, los humanos desarrollamos mecanismos fisiológicos a lo largo del tiempo para asegurarnos de que no desperdiciaríamos nuestro suministro finito. Es por eso que, como la corteza prefrontal se somete a impuestos con una tarea difícil o irrelevante, es más probable que se distraiga. Es un simple mecanismo de ahorro de energía, como rechazar un termostato. "Nuestros cerebros trabajan en ciclos de actividad máxima y tiempo de inactividad, moviéndose entre ritmos de gasto energético y regeneración".