Ecuador

Jóvenes ecuatorianos crean un dispositivo de carga inalámbrica de celulares

Cuatro estudiantes lojanos catapultaron a nivel mundial su proyecto de carga inalámbrica de celulares. Mira cómo nació su proyecto de emprendimiento.

Por Gabriela Vaca Jaramillo

¿Se ha fijado que cuando está esperando un vuelo todas las personas están cargando sus celulares o esperando algún tomacorriente disponible para hacerlo? O cuando llega a un restaurante buscamos mesas para cargar nuestros dispositivos móviles. Incluso esto se refleja en el estrés de las personas cuando no están conectados a través de sus móviles.

Pues para cada necesidad nace un proyecto y es así que se pensó en el primer dispositivo ecuatoriano que carga inalámbricamente a los celulares. Enerwi, de la empresa Conéctate al Aire, es el nuevo emprendimiento de cuatro jóvenes lojanos, Juan Diego Palacio, Mateo Sánchez, Augusto Abendaño y José Antonio Córdova, quienes con apeñas 16 años, ganaron la primera convocatoria del Banco de Ideas de la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación y alcanzaron un capital semilla de $50 mil para producir este dispositivo y otros prototipos.

Como plan piloto, una decena de restaurantes y hoteles de Loja han confiado en este emprendimiento además de un concesionario de autos que ya usan esta tecnología con marca ecuatoriana.

DESCUBRE MÁS:

 

Con este se suministra carga inalámbrica para dispositivos móviles, es decir, llegar a un restaurante y cargar sin cables ni cargadores de mano el teléfono mientras el usuario está en la sala de espera en un aeropuerto o mientras está almorzando

Imagen foto_00000003

La idea se engendró en una Feria de Ciencias realizada en Colombia, luego en Bélgica donde estos cuatro jóvenes representaron al Ecuador. Como antecedente, se realizaron algunos pequeños prototipos de carga inalámbrica de artefactos como luces LED, ventiladores, entre otros. Pero vieron que su idea iba a surgir si lo aplicaban en carga de celulares.

El dispositivo funciona por medio de inducción electromagnética con una bobina receptora. Simplemente se coloca el teléfono sobre ésta y recibe toda la energía, es como el efecto de los imanes que cuando se juntan crean un campo magnético. Enerwi se empotra a una mesa o la barra de un bar, restaurante e incluso en varios autos que ya cuentan con este sistema.

Pero no todos los celulares tienen la opción de carga inalámbrica, por ejemplo Samsung cuenta con esto a partir de la gama S6. Y esto no es problema porque también se han implementado adaptadores para que todos los tipos de móviles puedan cargarse. El tiempo de carga depende del amperaje que tenga el celular, por ejemplo si es un celular pequeño y antiguo tardará entre 15 y 20 minutos para cargar

Enerwi One, que es para locales comerciales cuesta $130 con todo el kit. Están a punto de lanzar al mercado el dispositivo Enerwi Home para uso doméstico.

Los jóvenes son estudiantes de Electrónica en Comunicación, Derecho, Arquitectura e Ingeniería en Sistemas de la Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL).

En Décimo Grado de Básica ellos fueron invitados en su colegio a participar a la Feria Regional de Ciencias en Medellín, Colombia, donde su aporte clasificó a la Feria Mundial en Bélgica.

Cuando esto sucedió buscaron apoyo de financiamiento del Banco de Ideas, donde obtuvieron la acreditación internacional para catapultar el plan. Su esquema logró obtener una financiación de $50 mil y cuando superaron todas las fases para la participación en Bruselas les comentaron que por tener 16 años no podían hacerlo, sin embargo el sueño no murió… Hicieron una excepción al limitante de la edad y quedaron entre los mejores puntuados entre 6.000 proyectos de todo el Ecuador.

Imagen foto_00000001

Es ahí que recibieron el capital semilla y decidieron dar paso a la creación de la empresa “Conéctate al Aire”. El dinero se invirtió para contratar ingenieros así como la compra de materiales, investigaciones en otros países como un seminario de carga inalámbrica en EEUU, búsqueda de fábricas en Alemania y China, etc.

“Antes no teníamos, por ejemplo, un osciloscopio (aparato que sirve para registrar oscilaciones de ondas y las presenta en una pantalla) por su alto costo en el mercado además de equipos de computación para trabajar. Pero hoy en día ya tenemos nuestras oficinas en el Centro de emprendimiento “Prendho” de la UTPL, que nos apoyó desde que estábamos en el colegio”, cuenta Juan Diego.

Con 16 años y con $50 mil sobre la mesa ellos aprendieron a manejar los presupuestos con la guía de Prendho, incluso descartando la idea de la compra de un auto.

“Hoy sabemos cuándo comprar, cuándo alquilar y cómo invertir. Es así que también adquirimos programas porque no teníamos la suficiente capacidad de desarrollar un plano en un programa de diseño y nuestro amigo de Arquitectura se capacitó en esto, además no sabíamos quién fabricaba bobinas y viajamos a EEUU para dar con el contacto especializado en esto. Luego nos centramos en el Marketing para dar a conocer nuestra marca con logos, negociaciones, branding y todo eso”, señala Palacios.

La suerte los acompaña porque son la primera empresa ecuatoriana y de Latinoamérica que ofrece este sistema de carga inalámbrica, sin embargo, si existen empresas más poderosas en Europa y EEUU, que cuentan con estos dispositivos.

Es por eso que su objetivo primordial es avanzar en la extensión de toda la red de puntos de carga a nivel nacional y quién sabe en Sudamérica. “Con esto queremos demostrar que desde casa podemos solventar esta necesidad de cargar los celulares sin cables, sin desmerecer a las empresas extranjeras pero en eso nos estamos haciendo diestros y estamos seguros que otros ya estarán pensando en lo mismo y en este sentido estaremos listos ya como una empresa consolidada en este sistema”, enfatiza.