4 consejos del hombre más rico de China para alcanzar el éxito

Para llegar a la cima hay que tropezar con buena actitud.

Por Karen Hernández

Bill Gates, Amancio Ortega y Carlos Slim son los hombres más ricos del mundo y cada uno tiene sus propios secretos para alcanzar el éxito que tienen ahora. Sin embargo, este hombre no se queda atrás, pues aunque no está entre los primeros hombres, es fundador de Alibaba Group, la compañía de Internet más cara en toda Asia.

       DESCUBRE MÁS

 

Jack Ma fue el primer hombre de negocios de China en ser publicado en la portada de la revista Forbes y aunque no es eBay o Amazon, es de gran renombre en el continente. Su pasado no tiene nada que ver con tecnología o con los millones que tiene en el banco, pues proviene de una humilde familia de músicos.

Al igual que muchos otros grandes personajes de la historia y celebridades, Jack atravesó por diferentes obstáculos y trabajos; fue maestro de inglés y hasta trabajó en un directorio de "páginas amarillas" por Internet. La vida fue dura con Jack pero este nunca se rindió y hoy tiene una empresa gigante bajo su mando, ¿quieres saber cómo lo hizo?

Si el 90% de los participantes en una junta del trabajo votan a favor de un proyecto, descártalo ya que si todos ven con tanta claridad la posibilidad de llevarlo a cabo, es muy probable que muchas otras empresas ya estén trabajando en eso. Ser líder bajo esas circunstancias es más difícil.

Las peores cualidades para un empresario son el egoísmo, la soberbia, ser impulsivo y querer agarrar el puesto más alto, demasiado rápido y no aguantar y no tener visión a futuro. "Un emprendedor debe tener habilidades que le permitan aguantar los golpes del destino y superar los inevitables fracasos".

Si te quejas de la vida constantemente, se vuelve parecido al alcoholismo; entre más bebes, peor se vuelve. Las personas exitosas no se quejan y no lloran, aunque no tiene nada de malo permitirte llorar de vez en cuando.

El problema de los jóvenes hoy en día está en que dejan de luchar fácilmente; eso lleva a un auténtico  fracaso. Esto implica pasar por rachas de mala suerte, situaciones difíciles y muchas decepciones, pero dentro de tus obligaciones está el aplicarte, trabajar más y tener más ambiciones que los demás. 

4. Vive plenamente y no te desvivas en el trabajo o en el dinero

No gastes todo tu tiempo en el trabajo pues tarde o temprano te arrepentirás. No nacimos para el trabajo sino para disfrutar de la vida. Para mejorar la vida de otras personas, no para estar siempre en el trabajo. Debes deja de pensar en el dinero cómo lo vas a ganar, piensa en estabilidad y acciones a largo plazo.

Síguenos en Facebook
Síguenos en Twitter
Síguenos en Instagram