Tu Vida

¿Cómo empezar a despedir las vacaciones sin caer en depresión?

Ya estamos a mediados de febrero y aunque todavía quedan varios días de vacaciones, la llegada de marzo es inminente y siempre más rápida de lo que queremos, ¿podemos hacernos más fácil el camino al colegio?

Por: Valeska Silva Pohl

Muy pronto los niños retomarán la rutina y regresarán a clases. Aunque es un suceso que se repite después de cada temporada de vacaciones, en muchos de ellos provoca situaciones de estrés y ansiedad que se manifiestan con miedos, inseguridades o mucha tensión, y que pueden terminar afectando su salud y siendo un tema confictivo dentro del hogar.

DESCUBRE MÁS:

Los mejores hostales del mundo que debes visitar alguna vez en la vida.

Ser una persona positiva hace que tengas más oportunidades en el amor.

5 haciendas en México para que pases un romántico fin de semana en pareja.

Los expertos coinciden en que es fundamental evitar los cambios fuertes y buscar la armonía en las transiciones entre el período de las vacaciones y el estudio, con el propósito que el estudiante lo vea como un proceso natural y no como una imposición de parte de los padres. En este sentido, tanto los actores del establecimiento educacional, como los integrantes de la familia, deben hacer el proceso de manera paulatina, para evitar un choque o una situación de más estrés.

Para enfrentar este regreso y ayudar a que nuestros niños vivan el proceso de forma positiva, Montserrat Sepúlveda, sicopedagoga de Red UC Christus y Directora de After Mi Casa Club, asegura que la clave está en anticiparse. "Es importante regular dos semanas antes de entrar al colegio el nuevo horario. Acostarse y levantarse más temprano, conversar sobre cómo se va a enfrentar el nuevo año respecto al estudio, la organización y los desafíos que se presentarán".

La profesional señala que lo que se debe evitar siempre es el castigo o amenaza, "se consiguen conductas y respuestas satisfactorias mediante el refuerzo positivo y pequeños premios, como por ejemplo, planificar los días domingo las tareas y metas de la semana y si el niño las cumple, establecer como premio el ir de picnic con sus padres o invitar a su casa a un algún amigo y prepararles una rica once".

El cómo nuestros niños ingresen a clases depende mucho de cómo nosotros los preparemos para ello. "Si nosotros nos vemos contentos y motivados con esta nueva etapa que ellos comienzan, seguro que para los niños será más fácil de enfrentar", asegura Sepúlveda. Contarles sobre nuestras experiencias positivas y darles a entender que los nervios, por ejemplo, son "normales", será mucho más tranquilizador para ellos.

"Nunca debemos olvidar que los niños son como esponjitas que absorben todo lo que escuchan y ven. Es por este motivo que es fundamental ser modelos adecuados para ellos, si nos ven como personas positivas y alegres, lo más probable que su mirada frente a la vida también lo sea", indica la especialista.

Motivarlos a pequeños hábitos diarios – durante las vacaciones – como leer un libro entretenido, ver una película que le deje una enseñanza o informarse y profundizar sobre su ramo favorito, son elementos importantes que les ayudarán a mantener una "continuidad" y así evitar la total desconexión de las materias y actividades propias del colegio.

Entre las principales recomendaciones de Montserrat Sepúlveda están:

• Conversar con los niños sobre la importancia del regreso al colegio y ver qué se espera de este año y cómo piensan lograrlo.

• Plantear el regreso a clases como algo positivo y muy importante.

• Escuchar sus temores, dudas, intereses y expectativas con mucha atención y orientarlas respetuosamente en todo momento.

• Establecer y respetar los horarios para levantarse, dormir, alimentarse, tomar clases especiales, hacer tareas y jugar o entretenerse.

• Responsabilizar a los niños sobre el cuidado de sus útiles escolares, el arreglo diario de sus uniformes o ropa escolar, así como de la solución de sus tareas escolares para evitar el desorden, que es causante muchos problemas y tensiones familiares.

• Supervisar bien su desayuno, que es el principal alimento y que les permitirá concentrarse y aprender bien durante toda la mañana.

• Estar pendiente de todos los cambios de conducta o actitud de los niños, que puedan ser manifestaciones de algún problema no resuelto en la escuela, o en su vida personal. Debemos tener en cuenta que los problemas para ellos son tan grandes e importantes como lo son los nuestros.

• Salir a tiempo de casa para evitar el tráfico y llegar tarde, e intentar mostrarse alegres en todo momento para que inicien bien su jornada.

* De acuerdo a lo que señala el sitio web del Ministerio de Educación para el año escolar 2017, se determina el inicio de clases el día lunes 6 de marzo.

NO OLVIDES QUE…
-Comprar uniformes y útiles con anticipación ayudará a evitar tensión dentro del hogar y mayor ansiedad por el regreso a clases.

-Los primeros días suelen ser decisivos para el desempeño escolar de los niños durante todo el año.

-Si enseñamos a los niños desde pequeños hábitos de orden, limpieza y estudio probablemente la etapa escolar -y su vida en general – será más fácil.