10 lecciones que aprendimos de 'Yo antes de ti' que no debemos ignorar

La película fue basada en la aclamada novela por la crítica de Jojo Moyers, "Yo Antes de Ti", (Me Before You) escrita por Jojo Moyes, y protagonizada por Emilia Clarke y Sam Clafin.

Cuando Louisa Clark, también conocida como Lou, pierde su trabajo como camarera inesperadamente, tiene que arreglárselas para remplazar el sueldo del que depende su familia. La desesperación la empuja a tomar un trabajo como enfermera de Will Traynor, un hombre que solía ser un rico banquero con alma aventurera, que vivía su vida al máximo, hasta que su vida tuvo un giro sin retorno.

Después de un accidente trágico que lo dejó paralítico, Will perdió las ganas de vivir y se distanció de todos con una actitud cáustica y arrogante. Pero a diferencia de su familia, Lou se rehúsa a tratarlo con delicadeza o actuar conforme a su humor. Su brillante personalidad y su amable naturaleza son difíciles de ignorar inclusive, para Will, y rápidamente cada uno se convierte exactamente en lo que el otro necesita.

Aunque el final no es lo que todos quisieran, esta película nos dejó grandes enseñanzas de amor que no podemos ignorar.

No te encierres en los problemas. Hay personas que quieren y pueden ayudarte, solo debes verlo y la luz aparecerá.

via GIPHY

Todo puede cambiar en un segundo. Para bien o para mal, la vida puede sorprenderte con cosas nuevas cuando menos lo pienses. Valora cada momento feliz y no te ahogues cuando no veas salida a tus problemas, porque no sabes qué puede pasar mañana.

via GIPHY

No temas empezar de nuevo. En tu vida puedes hacer y deshacer cuantas veces quieras, nunca es tarde para darle otro rumbo y cumplir tus sueños.

No juzgues antes de conocer. La apariencia de alguien no es nada. Debes darte el tiempo de leer a una persona y conocerla antes de emitir juicios. Puede sorprenderte.

via GIPHY

Ser tu misma, puede llevarte lejos. No trates de aparentar alguien que no eres por otros. Tu naturaleza puede ser tu mejor arma de seducción.

Sé positiva. No se trata de decir cosas buenas todo el tiempo. Todo en ti comunica, desde tu forma de vestir, hasta de hablar. Si tu forma de expresarte es siempre con buenas energías, atraerás más cosas felices a tu vida.

Siéntente útil siempre. Una manera de sentir que tu existencia cuenta, es ayudar a otros dentro de tus posibilidades.

via GIPHY

Sé empática. Ponerse en el lugar del otro, puede darte otra perspectiva de las cosas. "Hay cosas a las que uno nunca presta atención, hasta que tienes que llevar a una persona en silla de ruedas".

Disfruta lo simple. No sufras por lo que todavía no tienes. Trabaja para lograr tu metas, y mientras, sé feliz con lo que ya tienes.

via GIPHY

Saca de tu vida a los "cero aporte". Siempre habrán personas que absorban tu energía y que no aporten nada bueno a ella. Preocúpate de sacar a esa gente y verás como menos, siempre es más.