6 formas de tener una mente positiva y atraer el éxito

Tomar una actitud positiva frente al mundo -por más difícil que sea el panorama- te hará más feliz y hará que los que te rodean, sean felices contigo.

Por Karen Hernández

Dicen que una visión positiva nos asegura en gran medida, un mayor éxito en la vida, sin embargo, el estrés laboral y social y las malas noticias de las que nos enteramos en los medios, hace que nos sea muy difícil pensar en la olla de oro al final del arcoiris.

       DESCUBRE MÁS

 

Cuando eres positiva, tus niveles de productividad son mucho más altos, además de que terminas con mejores resultados tus actividades. Esto es básico de aplicar en el entorno de trabajo, ya que mientras más positivo sea el ambiente, más facil será superar las labores diarias que si se está en un lugar tenso y negativo.  Y si de líderazgo se trata, las personas positivas son capaces de tomar mejores decisiones, incluso bajo presión.

En cuanto a relaciones, una actitud positiva permite tener una mejor interacción, ya que los pensamientos y emociones positivos ayudan a contrarrestan el estrés y por ende, los efectos negativos que esto pueda tener sobre nosotros.

No se trata de hacernos un tapón de la realidad, pero sí de creernos que siempre existe una luz al final de un camino difícil. ¿Te cuesta trabajo pensar así? Estos tips te ayudarán a liberar tu sonrisa interna:

Nuestro inconsciente nos provoca enredos mentales que obstaculizan nuestro siguiente paso. Esto conlleva a crear frustraciones y un sin fin de "hubieras" que no nos llevan a ningún lado. Lo importante es estar conscientes de dónde estamos paradas para poder tomar decisiones futuras. Claro, esto no significa que todo el tiempo estemos con la angustia de algo que aún no pasa, sino que vivamos el momento y dejemos que nos guíe hacia nuevos caminos.

2. Relativiza los problemas

No dejes que los obstáculos te sobrepasen. Todas pasamos por situaciones complejas de la vida y tendemos a bloquearnos y hacer una tormenta en un vaso de agua cuando algo no sale como queremos. Sin embargo, mirar los problemas dentro de una perspectiva más amplia, nos ayuda a encontrar una solución con menos carga emocional, es decir, hay que aprender a "ver las cosas con la cabeza fría" y no pensar con el estómago. Recuerda, el pesimista se rinde ante los fracasos y el optimista los ve como una forma de aprendizaje y crecimiento.

Hacer ejercicio y comer saludable son dos claves importantes en el camino a la felicidad.  Estar bien por dentro y por fuera, no permite "dar vida a los años" ya que generamos una gran cantidad de endorfinas que nos hacen sentir bien. Recuerda, cuerpo sano, mente sana.

Dicen que nos parecemos a las personas con las que nos juntamos (o que son un reflejo de nosotrs), así que si nos juntamos con personas que todo el tiempo ven una nube gris alrededor, creeremos que todo es igual de oscuro. En cambio, si nos juntamos con personas que piensan positivo, nuestra actitud adpotará ese estilo de vida, incluso sin darnos cuenta. Además, estas personas te sacarán una sonrisa cuando estés triste o incluso te enseñarán a sonreír sola, de manera automática cuando sea necesario.

Procura a los demás pero preocupate primero por ti.  A veces tenemos que ser un poco egoístas y dedicar tiempo a nosotras mismas. El depender de alguien sólo nos roba energía, ya que terminamos preocupándonos más por cumplir las necesidades de esa persona en vez de las nuestras. La individualidad nos permite conectar con nosotras mismas, conocernos y por ende entender lo que nos hace bien y lo que no.

Siempre que puedas, muestra gratitud ante las cosas buenas que tienes en la vida.  Dedicarte un tiempo a pensar en lo que te hace feliz hará que te olvides de las emociones negativas, que sonrías y que estés en paz con el resto y contigo misma