Las cuatro verdades del Dharma para alcanzar la paz y la felicidad interior

Se trata de una filosofía de vida que busca brindarte bienestar

Por Andrea Sánchez

Ya en otras ocasiones hemos hablado del karma y de las forma en la que sus leyes interfieren en la vida de las personas. Hoy queremos que conozcas un concepto denominado 'Dharma'. Se trata de una palabra del sánscrito que significa protección, busca cultivar en cada persona una mejor calidad de vida, paz interior y felicidad.

El 'Dharma' consiste en integrar las enseñanzas de Buda a la vida diaria para resolver los problemas que se nos presentan todos los días. Para esta filosofía de vida, 'sin la paz interna, la externa no es posible'.

La rueda del 'Dharma' hace referencia a las leyes que Buda le dejó al mundo, sin practicar el budismo, podemos tomar estas lecciones y apropiarlas para hacer de nuestra existencia una más feliz. Se dice que las leyes giran en una rueda que va de acuerdo con el karma. El 'Dharma' supone cuatro verdades, alrededor de las cuales todo se mueve.

DESCUBRE MÁS:

La insatisfacción

La humanidad tiene un sentimiento profundo de insatisfacción, desde el nacimiento hasta la muerte, los errores nos colocan en este estado. Cuando comenzamos a aceptar las cosas que pasan y a trabajar día a día por lo que queremos, este estado se reduce y aumenta el sentimiento de bienestar.

Los apegos

Las enseñanzas de Dharma suponen que solemos aferrarnos a bienes materiales y personas por egoísmo, miedo y vulnerabilidad, cuando los apegos se vean reducidos en ti vida y dejes de aferrarte la felicidad comenzará a aparecer.

El sufrimiento

Al igual que la instatisfacción, el sufrimiento se ha convertido en un sentimiento constante alimentado por la frustración que nos provoca no tener no que deseamos, el Dharma nunca dejará de girar si seguimos atados a cosas materiales, a personas que no desean estar. Sólo aprendiendo de nuestros errores este sentimiento disminuirá.

No reconocer tus talentos

Debes aprender a conocer tus capacidades y aprovecharlas. Para que estés con sintonía con el mundo es necesario que aprendas cuál es tu poder y lo uses para ayudar a los demás, mientras más consciente eres de tu propósito en la vida, entenderás el sentido de la misma. Cuando curas tu interior y alcanzas el equilibrio, todo girará a tu favor.