15 propósitos para Año Nuevo que no son perder peso (y debes intentar)

En verdad, no todo en la vida se reduce a verte más delgada.

Por Andrea Sánchez

Esta época del año es de mis favoritas por varias razones, una de ellas es que al finalizar un año se cierra un ciclo. Todos, o la mayoría, nos sentamos a hacer un balance de los doce meses que acabamos de vivir y reflexionamos sobre lo bueno y lo malo. También me gusta porque es la temporada en la que nos planteamos nuevas mentas, aunque siendo sinceras deberíamos establecer objetivos y retos todos los días, sin importar la época del año. Aquí van algunos propósitos que no nos caería mal intentar, no incito a descuidarte o no poner atención en tu alimentación, sólo creo que hay otras cosas que merecen toda tu energía.

Uno de nuestros principales errores es no saber estar solas, felicidades si no eres una de nosotras, date tiempo de calidad, ve al cine sola, quédate en casa sin plan alguno. Aprender a estar sola es descubrir una parte de ti que no conocías.

No te estoy invitando a unirte el budismo o al hinduismo, meditar puede ayudarte a sanar heridas, a evitar el estrés, a ver con otros ojos los problemas que te aquejan. Tendrás mucha paz, te lo aseguro.

Cuando consumes sodio en exceso tiendes a retener líquidos y la circulación de la sangre se ve alterada, cámbiala por sal rosada o sal de grano que es menos procesada que la refinada.

DESCUBRE MÁS:

En serio, ¿crees que tu cuerpo lo necesita para hidratarse? Es una cúmulo de azúcares y sustancias que tu cuerpo no reconoce, no hay nada bueno en él, y no, beberlo en su versión light no te hará bajar de peso.

Sí, suena a cliché, pero beber más agua hará que tu cuerpo funcione de manera adecuada, tu aparato digestivo funcionará como reloj, tu piel se verá lozana y tu metabolismo se activará. No es agua de frutas, es agua natural sin saborizante.

Además que ahorrarás pues comer en restaurantes puede impactar en tu bolsillo, es una forma de obligarte a consumir más verduras y productos menos procesados. Eso no es todo, cuando cocinas para ti te estás consintiendo.

Dependiendo la etapa de la vida en la que te encuentres, dormir ocho horas es lo mejor que puedes hacer. Está comprobado que la personas que no duermen bien tienden a desarrollar estrés metabólico que les hace aumentar de peso, estar irritables y estresados. Dormir bien no te cuesta nada.

Aunque sea corto, de un fin de semana, viajar nos hace sentir felices y descubrir cosas y culturas que desconocíamos. Si lo haces sola vivirás una de la mejores experiencias de tu vida y es probable que te sirva para conectar contigo y con lo que quieres en la vida.

Tienes un trabajo, un techo familia, qué comer, eres más afortunada que una buena parte de la población. Da las gracias por las cosas buenas y malas que ocurren en tu vida, eso es parte del crecimiento.

No porque vas a algún sitio, camina sin rumbo, pasea por un parque, relájate, permite que tu cuerpo se oxigene que tus ojos vean otras cosas que no sean tu computador o tu celular. Camina, mueve tus piernas, recuerda que estás viva y que estar pegada a una silla no es tu realidad.

Pon límites en tu vida y hazlos valer. A veces nos cuesta decir no a algo, pero no hay nada más placentero que aceptar que hay cosas que no estamos dispuestas a hacer y no hay nada de malo. No quieres salir, no quieres prestar dinero, no quieres continuar con una amistad tóxica, sólo di no.

No te tienes que meter a un gimnasio, corre, salta la cuerda, ve videos de cómo practicar yoga, hay miles de opciones haya afuera, no te cierres, el ejercicio te ayudará a que tu sentimiento de bienestar aumente.

No esperes a sentirte mal, visita a ginecólogo, al médico general y al oftanmólogo, cuida tu cuerpo, la única forma de prevenir enfermedades crónicas es detectándolas a tiempo. 

Sabemos que es difícil, mas no imposible, deja el celular una hora antes de irte a dormir, está comprobado que los efectos de la pantalla irrumpen en tu sueño. Dejas las redes sociales y convive con las personas que están frente a ti.

No vivas en el pasado, aceptar que al personas cometen errores que a veces nos lastiman puede ser complicado, pero no te permitas cargar con sentimientos negativos, cuando perdonamos nos liberamos, no lo olvides.

Mucho, que el amor no quepa en tu cuerpo, no te limites a la pareja, ama cada cosa que ocurre en tu vida, actúa desde el amor. Celebra que tienes familia, amigos, una mascota. Amar es el mejor sentimiento que le pudo ocurrir al mundo.