5 lecciones de un líder espiritual para alcanzar la paz que todos anhelamos

No son fórmulas mágicas, se trata de vibrar con amor y en sintonía con el mundo.

Por Andrea Sánchez

Hace algunos días, Sri Sri Ravi Shankar estuvo en la Ciudad de México, como parte de sus actividades se reunió con un grupo de periodistas con quienes destacó la importancia de la mediación para una vida más plena. Para él, uno de los hombres más influyentes según la revista Forbes, un mundo libre de estrés, es un mundo libre de violencia.

A veces queremos las cosas simples, buscamos soluciones rápidas en nuestra vida. No hay nada mejor para una vida plena que tomar los desafíos que se nos presentan. Las elecciones no se tratan de lo bueno y lo malo sino de la satisfacción que producirán en nosotros la elección. Elige aquello que te dé felicidad a largo plazo y problemas a corto. Si es al revés descártalo.

Cuando no juzgas tu respeto por la vida una se apaga, tu sentido de compasión aumentará. Al no juzgar tu mente se expande, cuando lo haces, tu mente se encoge y entonces no lograrás comprender la inmensidad del amor. El respeto y el amor se mantiene. Aumenta la cercanía con las personas y tu vibración positiva con el mundo.

DESCUBRE MÁS:

Sri Sri, líder espiritual, señala que sólo los sabios aceptan sus errores. Un error pasa. Todas las acciones conllevan algún grado de imperfección; los 'tontos' no ven los errores, sólo los cometen y si alguien se los señala se ponen a la defensiva porque no los aceptan. Aceptar y aprender que nada es perfecto te hará vivir más feliz.

Mucha veces queremos alcanzar algo, un viaje, una relación sana, un nuevo empleo y no lo conseguimos. La única forma de lograrlo es mantener nuestro foco en eso y seguir trabajando. Inténtalo las veces que sea necesario, esfuérzate para alcanzar lo que deseas. Pon tu energía y habilidad para trabajar por ello.

En el hinduismo el prana es una energía que el universo nos otorga, vibrar alto te hará atraer a personas que vibren de igual forma. Si el prana es bajo, atraerás personas con ese mismo prana. Cuanto más alto vibres, mejores cosas atraerás a tu vida. Serás pleno y las dudas serán menores. Cuando vibras bajo hay incertidumbre y duda.