¿Posada en puerta? Te mostramos los elementos que no pueden faltar en la fiesta

Porque si algo nos encanta de diciembre son las radicionales fiestas con piñatas, ponche y mucho color.

Por Karen Hernández

Diciembre es un mes muy ocupado para todos (incluyendo a los Grinch): fiestas godines, reuniones con los amigos y visitas de familiares que no vemos el resto  del año. Sin embargo, es un hecho que la fiesta no se niega nunca y menos cuando se tiene nueve posibilidades de armarla en grande (porque son nueve posadas).

       DESCUBRE MÁS

 

Las posadas se celebran en México, Honduras, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica y Panamá, siendo nueve días de fiesta a partir del 16 de diciembre, hasta la Nochebuena (24 de diciembre).

Si te ofreciste a armar el festejo (o te tocó, contra tu voluntad) y no sabes ni por dónde empezar, sigue leyendo que aquí te decimos los básicos que no pueden faltar.

Antes que nada, debes saber que las posadas son una tradición de siglos atrás, y que fueron adquiriendo significados diferentes. En México, la fiesta se remonta a la época prehispánica, cuando se celebraba la llegada del dios Quetzalcóatl y a Huitzilopochtli (del 17 al 26 de diciembre). Posteriormente, obtuvo un significado religioso, cuando en las iglesias se celebraban nueve misas en torno a los aguinaldos. La celebración pronto fue adoptada -y adaptada- por los barrios populares, haciendo de ésta, una fiesta con pirotecnias, escenas de Navidad y villancicos (sobre la peregrinación de José y María), piñatas y comida.

No puede faltar en ninguna posada y es quizá uno de los elementos más divertidos de la noche. Éstas son unos recipientes, de barro o de cartón, decorados y rellenos de fruta de temporada (mandarinas, jicamas, cañas de azúcar y tejocotes). También incluye cacahuates y dulces tradicionales. Lo mejor es que existe una gran variedad de piñatas, de todos los colores, tamaños y formas que te puedas imaginar y lo usual es encontrarlas en mercados.

Recuerda que la tradicional es la que viene con forma de estrlla, con siete picos que representan los siete pecados capitales. El palo con el que se rompe, significa la fuerza que te da Dios para combatirlos y los ojos vendados significan la fe ciega. 

Aguinaldo

Si te quieres ver muy bondadosa, puedes repartir los llamados aguinaldos, No te espantes, no es que regales dinero a cada uno de tus invitados, sino que prepares bolsitas con más dulces y fruta para estos. Será un buen detalle, especialmente para aquellos que no alcancen a recoger los tesoros de la piñata.

¡Diversión pirotécnica para todos! Las bengalas se han convertido en un elemento que a todos nos gusta ya que sus hipnotizantes destellos le dan a la fiesta un toque mágico. En realidad son un artefacto inofensivo, pero debes tener cuidado ya que sigue implicando fuego (ni se te ocurra tocarla punta cuando esté encendida ni tampoco lo acerques demasiado a otra persona). Las bengalas vienen en diferentes tamaños, te recomendamos que elijas las más grandes para tener diversión de larga duración y para que te de tiempo de tomar esa foto artística obligada. 

Imagen foto_00000018

El ponche

Una deliciosa bebida que tus invitados amarán, especialmente cuando la baja temperatura se apodera de la fiesta. Ésta es una mezcla de frutas de temporada (prácticamente las mismas que metes en la piñata): desde guayabas hasta tejocotes y cañas.  Basta con calentar agua en una olla, agregar la fruta y hervir durante unos 20 minutos. Puedes añadir ciruelas y flor de jamaica. No olvides el piloncillo, azúcar y canela para darle más sabor.

La tradición habla de la peregrinación de José y María en busca de posada para descansar de su trayecto desde Nazareth hasta Belén. Originalmente se trata de una peregrinación desde la iglesia hasta las casas particulares.

Aunque hoy en día no tienes que meterte a la iglesia, "pedir posada" puede ser un ritual divertido para todos. La dinámica es simple: divide a los asistentes en dos grupos, uno que esté afuera para que sean los peregrinos (José y María), y otro adentro de la casa que sean los posaderos. Reparte letanías y velitas para cada grupo cante su parte. Algunas familias acostumbran a recorrer la calle cantando y pidiendo posada, si lo tuyo no es demostrar tus dotes de cantante, házlo desde la comodidad de tu casa. 

Si aún no te sabes cada verso de la letanía, aquí te la dejamos completa para que todos estén muy coordinados y entonados.

 Imagen foto_00000017

 

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram

Síguenos en Twitter