Cómo organizar tu espacio de trabajo, según el Feng Shui

Tu área de trabajo es como tu segundo hogar, por ello, es importante que te sientas bien. Te decimos cómo lograr un equilibrio perfecto para que fluya la energía positiva.

Por Karen Hernández

El Feng Shui es un arte milenario basado en la cosmogonía china (origen y la evolución del universo). A través de diferentes prácticas, el Feng Shui pretende mejorar las condiciones de nuestro entorno para tener un mayor bienestar y armonía, así como un balance con lo que nos rodea.

La mayoría de nosotras pasamos largas jornadas sentadas entre las cuatro paredes de una oficina, lo cual puede ser sumamente cansado y doloroso para el cuerpo y la mente. Por ello, te traemos una serie de consejos, de acuerdo al Feng Shui, para que hagas fluir la buena energía durante tu jornada.

       DESCUBRE MÁS

 

Fuera caos

Idependientemente de qué tamaño sea tu espacio de trabajo, debes tratar de mantener un orden en tus cosas. Mantén tu escritorio lo más limpio posible  y sin tantas cosas encima. Es cierto, a veces es difícil deshacerse de tantos papeles y objetos de papelería,  tener tantos objetos invasivos, dispersan tu atención y bloquea la energía. No acumules cosas y trata de deshacerte de lo que no utilices para mejorar tu concentración. También haz lo posible por no tener cables enredados ya que generan confusión y estrés.

Trata de que tu escritorio esté junto a una ventana ya que esto permitirá que fluya la energía.  Además la luz natural sirve para impulsar la energía. Si no tienes acceso a esto, coloca una foto que muestre un espacio abierto o algún paisaje así como un foco de luz cálida. Otro punto importante es que tu escritorio no debe de estar orientado de espaldas hacia la puerta ni tampoco de frente, sino que siempre al costado. Si no puedes evitar esto, coloca un espejo en un lugar estratégico donde puedas ver quién entra y sale.

Vida verde

Las plantas son un elemento que no puede faltar en tu escritorio ya que ayudarán a limpiar el oxígeno que circula a tu alrededor. Las plantas le darán vida a tu cubículo, te conectarán con el mundo natural y le darán armonía a tu contexto laboral. Las raíces representan orígenes, por lo que te permitirán estar bien plantada en la realidad. Puedes recurrir a suculentas o incluso a bambús ya que estas plantas no requieren de grandes cuidados (y sus colores alegrarán la vista).

 Tu silla

Aceptalo, tu silla se ha convertido prácticamente en una extensión de tu cuerpo ya que pasas demasiado tiempo sentada en ella. Por eso, es importante que ésta esté más alta que tu escritorio, acolchonada y con un respaldo amplio para que puedas recargarte. Ortopédicamente debes mantener una buena postura para no dañar tu espalda, pero el Feng Shui agrega el hecho de que este punto es por donde hay un gran flujo de energía por lo que una posición erguida, hará que todo fluya adecuadamente.

Trata de tener siempre un vaso con agua sobre tu escritorio, incluso puede ser en un jarrón con flores. El agua representa la fluidez, por lo que tener este elemento, hará que el trabajo y la concentración fluyan.

Las imágenes no deben faltar en tu espacio ya que representan aquello por lo que estás trabajando, por ello, coloca fotografías de alguien especial o de algún lugar que quieras visitar o que te inspire paz y felicidad. De igual modo, puedes tener frases motivadoras que te hagan pensar en el éxito.

Aunque no lo creas, los dulces atraen la buena energía y alejan la mala. Procura tener un frasco lleno de estos para evitar un ambiente hostil y pesado.

Procura siempre tener objetos en tonos dorados, rojos o amarillos para el crecimiento laboral. Por otro lado, también son importantes sobre la percepción que tienen de ti: los tonos azules transmiten confianza y profesionalismo; el verde permite el flujo de la creatividad; el naranja transmite la apertura hacia el trabajo en equipo y el blanco la franqueza.

Objetos activadores

Además de los elementos cotidianos que nos dan energía, tambieñn debemos tener ciertos elementos especiales como una piedra amatista (transforma energías negativas en positivas), buda sonriente (inspira a disfrutar la existencia), escencias cítricas (limpian el Chi y la energía) o figurillas de dragones, tortugas, unicornios y ranas (prosperidad y abundancia)

 

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram