Estos pajecitos fueron el elemento más tierno e importante de su boda

El día de tu boda es el más especial de todos, especialmente si cuentas con unos invitados tan bellos.

Por Karen Hernández 

Cuando de una boda se trata, la novia es quien se encarga de llenar de luz y alegría el camino al altar, sin embargo, en esta ocasión no fue ésta sino unos tiernos pajecitos qye caminaron justo detrás de ella.

       DESCUBRE MÁS  

 

Cuando Kinsey French, profesora de educación especial en el Christian Academy en Luisiana (Estados Unidos), estaba por casarse, supo que quería que sus alumnos estuvieran presentes en su gran día. Y es que Kinsey le tiene un afecto muy especial a sus niños de educación especial, quienes fungieron como sus pajes y niñas de las flores.

 

Una foto publicada por Down Sendromu Derneği (@downturkiye) el 14 de Oct de 2016 a la(s) 5:03 PDT

 

La ilusión en los ojos de esta profesora se complementó a la perfección con la entrega con la que sus lindos acompañantes cargaron los anillos de compromiso, así como el goce con el que portaron sus elegantes trajes y vestidos para tal ocasión."Ellos son como mi familia. No podía pasar un día especial sin ellos", aseguró la chica para la cadena de televisión WLKY. "Fueron mi primera clase y la única. No podría tener un día especial sin ellos".

 

 

Sin duda, este hermoso grupo de niños robó la atención de los asistentes, además, se lucieron en la pista de baile. La labor de esta profesora es sin duda un gran apoyo para estos niños ya que, debido a la alteración genética que padecen, no es algo que cualquiera podría hacer. Se necesita corazón y mucho empeño para que exista una verdadera inclusión de la sociedad hacia estos individuos. A pesar de que los expertos dicen que hay un aprendizaje lento, dificultades de abstracción o mala memoria, los niños con Síndrome de Down han demostrado ser sumamente talentosos y exitosos en diferentes ámbitos. 

 

Síguenos en Facebook

Síguenos en Twitter

Síguenos en Instagram