No te conviertas en la sombra de tu ex

Ni por cortesía debes enviarle una felicitación de cumpleaños o por San Valentín, aquí te decimos por qué.

Por Erika Michael

Lo primero que les diré es que no importa cómo haya sido la ruptura de una relación, si hay corazones rotos, el resultado es siempre el mismo. Y cuando una pareja termina, generalmente, hay dos partes: quien decidió acabar la relación y quien se acaba de enterar que su relación iba mal. Y suele ser esta persona la que insiste en regresar o resolver el asunto que los haya separado.

Aquí algunos consejos si eres tú esa persona que sigue insistiendo en regresar:

Muchas veces nos aferramos a experiencias pasadas y sin darnos cuenta, no solo nos limitamos a otras posibilidades de conocer personas, sino que nos estancamos emocionalmente y podemos incluso provocar el estancamiento emocional de la otra persona.

 

Hemos escuchado muchas veces que 'donde hubo fuego, cenizas quedan'. Pero la realidad es otra. Por supuesto que donde hubo una relación, quedan historias, recuerdos, experiencias y momentos que existieron y existirán en nuestra mente, pero eso no significa que siempre volverán a estar juntos o que ese sentimiento nunca va a cambiar.

DESCUBRE MÁS

 

Sí, lo sé. En ocasiones, solo queremos ser amables y detallistas, pero aceptémoslo, la mayoría de nosotros lo haríamos para provocar un recuerdo o nueva ilusión con esa persona. Esto no es saludable considerando que la otra persona ya haya superado la ruptura y haya continuado su vida.

 

¡Sal del Facebook de tu ex! Mira, terminar una relación es difícil, se trabaja como un proceso de pérdida (en algunas personas es el mismo sentimiento que experimentan tras la muerte de un familiar). Pero este no es un sentimiento que deba perdurar. Por esto, se recomienda que al terminar una relación, la ruptura sea definitiva y evitar entrar y salir de la relación constantemente. Una relación que ya lo ha intentado incansablemente y aun así no prospera, es evidentemente una relación que no crecerá. De seguro en algún momento se volverán a ver y podrán hablar, pero no se recomienda que sea muy reciente a la ruptura cuando los sentimientos están alborotados.

Querida ex, aprende a soltar. No te aferres a algo que pasó. Evita compararte con su nueva pareja. La vida puede sorprendernos con tantas experiencias hermosas. Decide abandonar el pasado y caminar hacia tu verdadera felicidad, que no está en esa única persona. Y recuerda que, como dijo T.D. Jakes, tu destino nunca estará atado a alguien que se fue.

*Erika Michael ofrece servicios de mentoría para las relaciones de pareja y conferencias. Es autora del libro "Hablemos de las Relaciones Saludables" y comunicadora en diversos medios de Puerto Rico, como Al Natural Radio y Vamo' Arriba de Fidelity 95.7fm.