Disforia de género: cuando los niños quieren pertenecer a otro sexo

Puede ocurrir tanto en niñas como en niños durante los primeros años de vida y es importante que los padres estén atentos a si es solo una etapa o es una idea que perdura a pesar del tiempo y el crecimiento

Desde hace unos años han sido cada vez más frecuentes los casos de pequeños con disforia de género, una condición por la que una persona siente angustia e inconformidad por su sexo biológico y su identidad de género. 

El caso más reciente se dio a conocer a finales de 2015 en Inglaterra, con una joven pareja con 5 hijos. Uno de los más pequeños, Daniel de 3 años, rechazaba su sexo biológico y afirmaba ser una niña. Los padres del niño, Kerry y Craig McFadyen, comenzaron a preocuparse después de que su hijo intentó cortarse el pene para ser una niña.

Imagen foto_00000001

Imagen. Facebook/MyTransgenderChild

Los padres tomaron la decisión de apoyar a Daniel en su transición de convertirse en 'Danny'. Con 6 años, Daniel ahora vive como una niña y toma un tratamiento hormonal y medicamentos especiales que retrasan su pubertad. Será a los 18 años cuando podría ocurrir, si Danny así lo desea, una cirugía de reasignación de género.

Los McFayden confesaron a la prensa internacional que el camino no fue sencillo y que no tenían toda la información necesaria. Recurrieron a Internet buscando datos para la frase: "mi hijo quiere ser niña".

Imagen foto_00000002

Imagen. Facebook/MyTransgenderChild

De acuerdo con el Sistema Nacional de Salud del Reino Unido (NHS), algunos comportamientos que pueden presentar los niños con disforia de género son:

– Insistir en que pertenecen al sexo opuesto.

– Rechazar orinar como otras personas que comparten su sexo biológico.

– Portar ropa comunmente usada por el sexo opuesto.

– No participar en actividades normalmente asociadas a su sexo.

– Preferir jugar con niños del sexo biológico opuesto

– Insistir en que sus genitales van a cambiar.

La disforia de género se presenta en niños, adolescentes y adultos, aunque sus manifestaciones son distintas.

La American Psychological Association (APA) recomienda que cuando detecten en los niños una inconformidad con su sexo biológico: "No obligar al niño o a la niña a comportarse de una manera más adaptada con respecto al género y consultar a profesionales médicos y de salud mental expertos en temas de género en la infancia para decidir cómo abordar de la mejor manera dichas inquietudes".

La APA también enfatiza que los padres deben trabajar con los colegios para explicar las necesidades de sus hijos o hijas y que pueda garantizarse su seguridad.

DESCUBRE MÁS EN VIDEO:

Sobreviviente de ataque con ácido, la estrella principal de una campaña de belleza