El poder sanador de las lágrimas

No reprimas tus lágrimas y renuévate a través de su poder sanador.

Paola Beléndez, recuperada de diversos trastornos de alimentación, alcoholismo y otros males que la aquejaban, sintió un fuerte llamado para dedicarse en cuerpo y alma a guiar a las personas a encontrar su verdadero potencial y la sanación dentro de ellos mismos. Esta es una de sus reflexiones:

El poder transmutador del color violeta actúa a través de las lágrimas, derritiendo el hielo que yace en el corazón, convirtiéndolo poco a poco en agua fresca que fluye como un río hacia el mar. Corren las lágrimas… de pronto, el corazón se abre, se inunda de luz y recuerda la grandeza del amor; su estado natural. Un solo deseo de sanar basta para que el calor del amor encuentre las viejas heridas enterradas en lo más profundo de tu ser.

MÁS: ¿Qué es la felicidad y cómo puedes alcanzarla?

No hay necesidad de seguir huyendo del dolor que paraliza, que nos aísla; ahora puedes ser, puedes ser tú, plenamente tú, sin temer a tus lágrimas, gotas cristalinas de sanación condensada, fractales de vida, presencia indudable de los océanos dentro de ti.

Llora, permite que tu alma se bañe con el rocío de tu corazón. Sana, suelta, fluye, regresa a ti, regresa al corazón, siente todo el amor que te rodea en este mismo instante, abrázate y observa como poco a poco ese hielo se derrite, tus límites se expanden más allá del horizonte. Eres agua, eres el fuego que derrite las estalactitas enclavadas en tu corazón. Fluye, vive, llora, sonríe, estás vivo, estás sanando, estás amando.

Este texto fue extraído, con autorización, del libro 'Volar despierta' de Paola Beléndez. Si tienes alguna historia, vivencia o simplemente algo que quieras compartir, envíalo a nuestro e-mail [email protected]

 

DESCUBRE MÁS: 
Beneficios de dormir 8 horas al día

 

Y EN IMÁGENES:
Déjate inspirar con las lecciones de vida de Nick Vujicic

Include SSI