Lo que tienes que saber antes de llevar a tu mascota de vacaciones

Muchas de las familias chilenas están planificando sus vacaciones y una de las cosas importantes que debemos considerar es qué hacer con las mascotas. ¿Las llevamos o las dejamos en la casa? El Jefe de Carrera de Medicina Veterinaria de la UST Viña del Mar, Gonzalo Chávez, entrega algunas consideraciones para tener en cuenta.

"En primer lugar, la única mascota que podría disfrutar viajando junto a nosotros es el perro, para todo el resto, como gatos, conejos, cobayos, hámster y pájaros, será más agradable quedarse en la casa, ya que es ese el lugar que conocen y es donde se sienten seguros. Sin embargo, si los vamos a dejar encargados a algún vecino o familiar, habrá que cerciorarse de que la persona que quede a cargo tenga afinidad con la mascota, se preocupe de limpiarlo, pasearlo, jugar con ella, darle su comida y agua" señaló el especialista y agregó que "por otro lado, si se decide dejarla en un hotel para animales, es recomendable que primero lo visiten para ver en terreno las instalaciones y asegurarse de que el personal a cargo tenga las competencias necesarias para cuidar animales y confirmar que las instalaciones cumplen con lo básico para asegurar un buen bienestar".

Más: Star Wars: la más grande y tierna batalla de perros salchicha

Además el etólogo, especialista en comportamiento animal, comentó que "si la familia decide que va a viajar con el perro, la situación se hace un poco más compleja, ya que habrá que considerar que durante el viaje es probable que se tengan que realizar algunos sacrificios por el hecho de andar con un perro, pues no en todos lados se permite el ingreso con animales (restaurantes, cabañas, camping, entre otros)"

Por lo anterior, Chávez señala que primero hay que informarse muy bien y asegurarse de que el lugar donde se van a hospedar permite el ingreso de animales. Luego, si el viaje se realiza en auto "los perros, al igual que todos los pasajeros del vehículo, deben viajar sujetos por un cinturón de seguridad. Existen unos cinturones especialmente diseñados para estos efectos que se sujetan al arnés del perro y con ello se evita que ante un frenazo brusco la mascota se vaya a caer, poniendo en riesgo no solo al perro sino que también a los pasajeros".

Otra opción es utilizar un transporte o canil, del tamaño apropiado para el tamaño del perro, que, por un lado, debemos asegurarnos que vaya bien sujeto dentro del auto y por otro, que el perro esté habituado a entrar en él, de lo contrario se transformará en una mala experiencia y al intentar escapar del canil se puede lesionar. Habrá que considerar, además, procurar llevar consigo agua para la mascota la cual es fundamental para evitar la deshidratación, "y detenerse cada par de horas para que el perro pueda ir al baño y hacer un poco de ejercicio, ya que los viajes largos pueden resultar ser agotadores para ellos y nosotros", puntualizó Chávez.

Si el viaje se hiciera en bus, en cambio, hay que saber que está prohibido viajar con animales junto con los pasajeros y, por lo tanto, el trayecto lo deben hacer junto con el equipaje y considerando que los buses no cuentan con las instalaciones apropiadas para transportar animales más vale evitar este medio. Sobre el impulso por darle algún fármaco para que no se maree durante el traslado, hay que evitar dentro de lo posible auto medicar, a menos que sea recomendado por el médico veterinario de cabecera.

La tercera opción son los aviones, y aquí habrá diferencias de acuerdo a la línea aérea. Algunos aviones permiten viajar con animales pequeños (hasta 10 o 12 kilos de peso) en la cabina y otros, en cambio, sólo lo hacen con los animales en la bodega. Sin embargo, los aviones cuentan con un espacio destinado para ello, donde se controla la temperatura y la presión. Si se va a viajar al extranjero con animales, habrá que informarse en el consulado del país de destino sobre los certificados sanitarios con los que debe contar el animal y consultar, además, en el Servicio Agrícola Ganadero (SAG) cuáles son los requerimientos para entrar con un animal a Chile.

A estas recomendaciones, Rodrigo Crossley, también académico de la misma escuela de medicina veterinaria, agregó que "sobre todo en verano hay que tener en cuenta que algunas mascotas presentan condiciones de piel especiales (razas de pelaje blanco despigmentadas) que podrían requerir de protector solar ya que la exposición a los rayos UV podría causar daño en su piel. Por otra parte, el salir fuera de casa los deja más expuestos al contagio de ectoparásitos como pulgas y garrapatas por lo que se les debería aplicar algún producto para prevenir esto. Finalmente, hay ciertas razas como las braquicefálicas (bull dog inglés, pug) que tienen muy poca tolerancia al calor y al ejercicio marcado ya que poseen ciertas anormalidades anatómicas que no les permiten respirar en forma tan adecuada".

Existen también chalecos salvavidas para perros, todo perro que navegue debería usarlo, igual como lo usan los seres humanos, ellos también se pueden ahogar. También existen los chalecos refrigerantes pero en este punto tenemos que recordar que los perros casi no transpiran, ellos eliminan el calor jadeando. Es por esto, que el aspecto más importante para evitar un alza térmica riesgosa para la salud de ellos es proveer a la mascota de descansos en lugares de sombra y frescos.

Por último, ambos expertos recomiendan asegurarse de que la mascota, perro o gato, cuente con una placa de identificación con el nombre y a lo menos dos números de teléfono para poder contactar a los propietarios en caso de extravío.

Más en imágenes:

38 animales que se han extinguido en los últimos 100 años

Include SSI

Más en video:

Videos de perros: las divertidas aventuras de un salchicha