¿Dónde sueñas ir? Ciudades para morir de amor esta Navidad

Lejos de Nueva York, Berlín o París, rescatamos dos ciudades donde la decoración y el espíritu navideño se viven intensamente. ¡Soñemos unos minutos!

En la foto, Eslovaquia, Bratislava.

Los turistas aseguran que la capital de Eslovaquia, Bratislava, es un imperdible en Navidad. Es que además del ponche navideño y la decoración en su centro histórico, cautiva por su decoración y ferias navideñas como las de la Plaza Mayor y Plaza de Hviezdoslav, donde hay una pista de hielo para patinar. Allí puedes comprar objetos tan especiales como unas preciosas muñecas de hojas secas cuyo nombre es impronunciable para nosotras, šúpolienky. Objeto típico, pueden servirte de regalo de Navidad o souvenir.

Así se desarrollan estas fiestas, en un entorno con palacios, enormes árboles, pesebres y villancicos en las calles. ¿La comida y bebida? Es importante, y hacen un particular trago hecho con miel llamada medovina (igual que en República Checa), y para comer la reina es la papa, convertida en estas fechas en torta de papa, con exquisitos ingredientes, además de las típicas galletas navideñas.

Otra ciudad favorita según distintos rankings navideños es Salzburgo, en Austria. Cautiva de inmediato con lugares como los Jardines Mirabell, repletos de niños jugando con nieve, y su mercado tradicional, donde venden castañas y manzanas asadas. También se realizan desfiles navideños, conciertos y misas. Hay otros mercados de Navidad, como Hellbrunn, y otros más pequeños pero igualmente impactante para quienes vivimos a este lado del mundo. Un dato freak: la canción "Noche de Paz", de Joseph Mohr, nació en esta tierra.

Los turistas aseguran que la capital de Eslovaquia, Bratislava, es un imperdible en Navidad. Es que además del ponche navideño y la decoración en su centro histórico, cautiva por su decoración y ferias navideñas como las de la Plaza Mayor y Plaza de Hviezdoslav, donde hay una pista de hielo para patinar. Allí puedes comprar objetos tan especiales como unas preciosas muñecas de hojas secas cuyo nombre es impronunciable para nosotras, šúpolienky. Objeto típico, pueden servirte de regalo de Navidad o souvenir.

Así se desarrollan estas fiestas, en un entorno con palacios, enormes árboles, pesebres y villancicos en las calles. ¿La comida y bebida? Es importante, y hacen un particular trago hecho con miel llamada medovina (igual que en República Checa), y para comer la reina es la papa, convertida en estas fechas en torta de papa, con exquisitos ingredientes, además de las típicas galletas navideñas.

Otra ciudad favorita según distintos rankings navideños es Salzburgo, en Austria. Cautiva de inmediato con lugares como los Jardines Mirabell, repletos de niños jugando con nieve, y su mercado tradicional, donde venden castañas y manzanas asadas. También se realizan desfiles navideños, conciertos y misas. Hay otros mercados de Navidad, como Hellbrunn, y otros más pequeños pero igualmente impactante para quienes vivimos a este lado del mundo. Un dato freak: la canción "Noche de Paz", de Joseph Mohr, nació en esta tierra.

Salzburgo, Austria.Imagen foto_00000002

TEN EN CUENTA
* Eslovaquia queda a 1 hora en tren desde Viena, Austria.
* Rovaniemi, en Laponia, se supone que es "la casa" del Viejo Pascuero. Muchas agencias ofrecen paquetes turísticos.